El Searpi manifiesta su preocupación por arroyos

El director del Searpi, brazo operativo de la gobernación, Luis Aguilera,  aclaró que no existe alerta por las lluvias, las cuales no están con alta intensidad, por lo tanto no pueden derivar en crecidas grandes y extraordinarias en los ríos del departamento.

Afirmó que esta es una época normal de lluvias que se prolongará hasta final del presente mes. Igualmente los técnicos están haciendo monitoreo para prevenir inundaciones.

Lo que sí se han registrado son crecidas pequeñas en el Río Grande y Parapetí, ante las precipitaciones que vienen de Chuquisaca y Argentina.

Sin embargo, la autoridad manifestó que la mayor preocupación se da en los arroyos que pasan por las comunidades y municipios de las provincias cruceñas, por lo cual instó a los gobiernos municipales a reencauzar y limpiar los mismos.

A ello se suma el serio problema medioambiental de la deforestación, ya que los árboles y las ramas frenan el curso del agua. Por su parte, el Senamhi, emitió un aviso de alerta naranja que rige desde ayer hasta este miércoles para anunciar ascensos progresivos en los caudales de algunos ríos como el Piraí, Grande y Parapetí.