El transporte no logra reactivarse y pasa por su peor momento

CRISIS.- El transporte pesado internacional está en su peor momento después de la pandemia del Covid-19 y los más de 200 días de bloqueo de la gestión pasada. Para colmo el sector que le brinda carga, el sector agropecuario está golpeado por la sequía

El presidente de la Asociación del Transporte Internacional (ASOCIATRIN), Marcelo Cruz, ha expresado su preocupación por la difícil situación que enfrenta su sector. Los bloqueos del año pasado y la reducción en las exportaciones e importaciones han impactado negativamente en la carga de trabajo para los transportistas.

Cruz enfatizó que esta situación es ampliamente conocida y que representa un desafío adicional a la ya existente inseguridad jurídica en el país. Se refirió al impacto directo que tienen las exportaciones e importaciones en la economía nacional, ya que las exportaciones generan ingresos y las importaciones proveen materias primas esenciales.

BOLIVIA ESTA QUEDANDO AISLADA POR LOS CONSTANTES BLOQUEOS

El dirigente destacó la importancia del Corredor Bioceánico, el cual busca facilitar el comercio internacional entre el Atlántico y el Pacífico. Sin embargo, lamentó que la construcción de este corredor se haya visto obstaculizada por diversos factores, incluyendo la falta de apoyo y regulación por parte de las autoridades locales.

Además, Cruz señaló que la incertidumbre política y social en el país está afectando negativamente al comercio internacional, lo que a su vez impacta en la cadena logística y en la competitividad de las empresas bolivianas en el mercado internacional.

En cuanto a las cifras, el Instituto de Comercio Exterior informó recientemente que las exportaciones han disminuido en 256 millones de dólares en comparación con el año anterior, lo que representa una pérdida significativa para la economía nacional y para los trabajadores del sector.

En este contexto, Cruz expresó su preocupación por el futuro del sector y llamó la atención sobre la necesidad de implementar políticas económicas más efectivas para impulsar la actividad comercial y proteger los intereses de los transportistas y empresarios del país.

Finalmente dijo que la situación actual representa un desafío importante para el sector del transporte internacional en Bolivia, y se requiere de acciones concretas por parte de las autoridades y del gobierno para revertir esta tendencia y promover un ambiente favorable para el comercio y la inversión.

Source Marcelo Huanca Dorado