El turismo puede convertirse en el motor económico de Bolivia

POTENCIAL.- Bolivia cuenta con más de 5,000 empresas turísticas distribuidas en 96 municipios, lo que demuestra el potencial que tiene este sector para el desarrollo económico a nivel nacional

Durante los últimos tres años, el Observatorio Boliviano para la Industria Turística Sostenible ha llevado a cabo un exhaustivo estudio sobre los datos turísticos del carnaval en Cochabamba, La Paz y Oruro. Los resultados confirman lo que Andrés Aramayo, gerente general de la institución, ha señalado: el turismo emerge como la mejor alternativa económica para Bolivia debido a su efecto multiplicador.

En palabras de Aramayo, ninguna actividad, ya sea la minería o la explotación de litio, ofrece las ventajas dinamizadoras que tiene el turismo en la economía boliviana. Este sector no solo genera empleo, sino que también aporta un valor añadido a la identidad cultural y gastronómica del país.

POTENCIAL Y CAPACIDAD INSTALADA

Actualmente, Bolivia cuenta con más de 5,000 empresas turísticas distribuidas en 96 municipios, lo que demuestra el potencial que tiene este sector para el desarrollo económico a nivel nacional. El carnaval, en particular, ha sido identificado como una de las principales atracciones turísticas, no solo por sus desfiles y festividades, sino también por su capacidad para atraer visitantes internacionales interesados en la riqueza cultural del país.

Sin embargo, Aramayo también destaca la necesidad de resolver conflictos sociales que puedan afectar el desarrollo turístico, como los bloqueos que ocurrieron en Santa Cruz el año pasado. Es fundamental garantizar un entorno propicio para la actividad turística, tanto a nivel de infraestructura como en términos de seguridad y estabilidad política.

CONFLICTOS SOCIALES DEBEN RESOLVERSE CON DIALOGO

En este sentido, Aramayo hace un llamado a la conciliación y al diálogo como herramientas fundamentales para asegurar el crecimiento sostenible del turismo en Bolivia. Solo a través de un enfoque colaborativo y orientado hacia el largo plazo se podrá aprovechar todo el potencial que ofrece este sector para el desarrollo económico y social del país.

Finalmente, Aramayo dijo que el turismo se presenta como una oportunidad única para Bolivia, no solo en términos económicos, sino también como un medio para preservar y promover su rica herencia cultural. Con el compromiso y la colaboración de todos los sectores involucrados, se podrá construir un futuro próspero y sostenible para el turismo en Bolivia.

Source Marcelo Huanca Dorado