Empresarios de Cochabamba  dicen que no hay reactivación económica

Luis Laredo, presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba, expresó su preocupación por la falta de reactivación económica en Bolivia debido a los persistentes problemas de escasez de dólares y carburantes, que continúan obstaculizando el desarrollo normal de las actividades económicas.

«Lamentablemente, la situación sigue sin mejorar. A pesar de las numerosas propuestas, no vemos un cambio significativo. Nos preocupa especialmente la falta de apertura del gobierno para modificar algunas políticas económicas que, en conjunto con otras instituciones, están contribuyendo a esta situación», declaró Laredo.

El líder empresarial señaló que la escasez de dólares y carburantes está afectando gravemente al sector empresarial, con una disminución notable en las exportaciones que ha alcanzado hasta un 28 y 30%. Esta caída en las exportaciones es motivo de gran preocupación y requiere una atención urgente por parte del gobierno.

«El principal problema que enfrentamos es la incapacidad de vender más al exterior. Necesitamos un mayor apoyo por parte del Estado para levantar los cupos de exportación y brindar más incentivos a los exportadores. El gobierno debe entender que el sector exportador debe ser un aliado fundamental en la reactivación económica del país», enfatizó Laredo.

El presidente de la federación empresarial también hizo hincapié en la necesidad de fortalecer otros sectores económicos, como el minero, para diversificar las fuentes de ingresos del país y aumentar la entrada de divisas.

«Es fundamental que el gobierno apoye a todos los sectores potenciales para la exportación. No podemos depender únicamente del mercado interno, que es limitado. Debemos explorar nuevas oportunidades de exportación y adaptarnos a los desafíos del cambio climático que están afectando nuestra capacidad productiva», agregó.

Laredo concluyó destacando la importancia de atraer inversiones en el sector hidrocarburífero para aprovechar los recursos naturales del país de manera sostenible y rentable.

«Es crucial promulgar una nueva ley de inversiones equilibrada que brinde seguridad tanto a los inversionistas como al Estado. Solo así podremos enfrentar los desafíos actuales y garantizar un futuro próspero para Bolivia», finalizó Laredo.