Empresarios esperan que el alza salarial no rebase la inflación

POSTURA . Desde la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia esperan que el nuevo incremento salarial no rebase la inflación registrada el año pasado que fue de 2,12%. Aseguran que en la definición del porcentaje también deben participar los empresarios.

Tras el pedido de un incremento salarial de 8% al salario mínimo nacional y 7% al haber básico de parte de la Central Obrera Boliviana (COB), el sector empresarial rechaza esta propuesta y asegura que no debería ser superior a la inflación acumulada del año pasado.

Cabe recordar que el 2023 Bolivia cerró con una inflación del 2,12%. La inflación es uno de los indicadores para que el Gobierno ordene un incremento salarial.

Marcelo Olguín, gerente general de la Cámara Nacional de Exportadores de Bolivia, ve con mucha preocupación el pedido de la COB porque, por ejemplo, el empleo que se genera en el sector exportador es altamente formal.

El ejecutivo reconoció que es importante mantener la capacidad real de los salarios, pero respetando también la inflación.

Para el presidente de la Federación de Entidades Empresariales de Cochabamba, Luis Laredo, el pedido de incremento de la COB no coincide con el crecimiento que ha tenido Bolivia y mucho menos con la inflación que ha registrado.

Laredo añadió que la definición del porcentaje de incremento salarial no solo la deben definir Gobierno y trabajadores, sino también empresarios.

El empresario subrayó dar luz verde al pedido de la COB complicaría más a las empresas, en un contexto donde hay escasez de divisas.

Como antecedente se tiene que el año pasado la COB pidió un incremento salarial del 10%, pero el Gobierno decretó un aumento del 5% al salario mínimo nacional y 3% al haber básico. La inflación acumulada en 2022 fue de 3,12%.

Actualmente el salario mínimo nacional es de Bs 2.362.

Source Ronald Pérez