Empresarios piden compromiso de todos y soluciones oportunas

PRONUNCIAMIENTO.- Los empresarios temen que la división, el radicalismo, el pesimismo o el optimismo extremos, sumados a la falta de coordinación y consensos en el sector público, impidan superar la crisis.

La Confederación de Empresarios Privados de Bolivia (CEPB), en un pronunciamiento, demandó el compromiso de todos los bolivianos para encontrar soluciones oportunas, equilibradas y sostenibles a las dificultades y desafíos de la economía, y expresó su preocupación por la eventualidad de que “la división, el radicalismo, el pesimismo o el exitismo extremos y la falta de coordinación y consensos en el sector político, pueden impedirnos trabajar juntos para que las cosas mejoren”.

La entidad, que aglutina a 26 organizaciones empresariales privadas nacionales y departamentales, identificó en su documento a la crisis financiera en el mundo y en la región, la disminución de ingresos en el sector de hidrocarburos y la caída de las Reservas Internacionales Netas (RIN), como los principales elementos que afectaron a la economía nacional en 2023.

INCERTIDUMBRE EN AGENTES ECONÓMICOS

Los empresarios también se refirieron a la menor disponibilidad de dólares en el sistema financiero, los rumores y especulaciones persistentes, las complicaciones en la provisión de diésel, los bloqueos, los informes internacionales negativos y el cierre de un importante banco, como algunos problemas que produjeron desconfianza, preocupación e incertidumbre en los agentes económico y en la ciudadanía.

EL MERCOSUR UNO DE LOS DESAFIOS

La CEPB destacó también como hechos relevantes ocurridos en la gestión 2023, la apertura de espacios de diálogo entre el Gobierno y el sector privado y el ingreso de Bolivia como miembro pleno del Mercosur, a los que calificó como “una muestra que existen oportunidades y medios para enfrentar los desafíos e impulsar el crecimiento si actuamos con decisión y unidad”.

Sin embargo, la entidad nacional afirmó también que, en ese mismo periodo, la gran mayoría de las empresas “necesitaron extremar esfuerzos para asegurar su estabilidad, mantener la planilla de empleos, garantizar la provisión de bienes y servicios, e invertir cuando le fue posible hacerlo. Asimismo, tuvieron que soportar los efectos del cambio climático, los bloqueos de carreteras, el contrabando y la informalidad”.

Estos hechos, a criterio de los privados, evidencian que la economía (en Bolivia) transita por una serie de problemas y desafíos, “algunos de los cuales pueden sobrepasarnos si no se toman medidas para resolverlos”. Por ello, señalan que, en momentos de complejidad, “el Gobierno necesita actuar con firmeza y determinación”; sin embargo, sostienen que “debe hacerlo siempre en el marco del respeto pleno a los derechos y garantías constitucionales, la protección de las fuentes laborales, la inversión privada y la estabilidad de la economía”.

Finalmente, la CEPB, en su pronunciamiento, afirmó que los empresarios siempre estarán del lado de la legalidad, la generación y sostenimiento del empleo, las propuestas constructivas y la suma de esfuerzos, “vamos a continuar con esa filosofía por encima de los problemas y las diferencias, porque es el único camino que asegura el crecimiento, el desarrollo y el bienestar con justicia, equidad y libertad”, concluyen.

Source Marcelo Huanca Dorado