En Bolivia sólo 89 municipios de los más de 300 protegen acuíferos

Al conmemorarse el Día Mundial del Agua el pasado 22 de marzo, María Teresa Vargas, directora de la Fundación Natura, que trabaja en la preservación de los acuíferos y nacientes a través de su proyecto Acuerdos Recíprocos por el Agua, señaló que solo 89 municipios bolivianos se han sumado a la iniciativa.

Vargas ha alertado sobre la situación variable del acceso al agua en Bolivia. La falta de una adecuada infraestructura y gestión del recurso ha generado una realidad preocupante para gran parte de la población boliviana.

La directora indicó que el acceso al agua potable debería ser un derecho humano básico, garantizado las 24 horas del día en todos los hogares. Sin embargo, esta realidad dista mucho de ser alcanzada para muchos bolivianos, especialmente en zonas como Santa Cruz de la Sierra, donde la escasez de agua es una problemática constante.

“Es necesario valorar en toda su dimensión la importancia del agua y trabajar en estrategias a largo plazo para su preservación”, expresó Vargas. Destacó que no solo se trata de garantizar el acceso al agua en el presente, sino de planificar su disponibilidad para las futuras generaciones.

La creciente contaminación y el agotamiento de los recursos hídricos subterráneos están obligando a buscar fuentes de agua más profundas y costosas, lo que se traduce en un aumento del costo del agua para los ciudadanos.

PROYECTO ACUERDOS RECÍPROCOS POR EL AGUA

Ante esta situación, la Fundación Natura ha impulsado el programa “Acuerdos Recíprocos por el Agua (ARAs)”, el cual busca promover la preservación de los recursos hídricos mediante la participación activa de la comunidad, cooperativas y entidades locales. Este programa ha tenido éxito en otras regiones, como se evidencia en el caso de Colombia, donde se han implementado acciones para conservar los afluentes del río Cauca.

En ese sentido, Vargas hizo un llamado a la acción urgente y a la movilización de la sociedad civil y las autoridades pertinentes. Anunció la realización de un evento próximo para sensibilizar a la población y buscar apoyo para la creación de un fondo de conservación del agua en Santa Cruz.

“Es fundamental que tomemos conciencia de la importancia de conservar nuestras fuentes de agua. No podemos permitirnos el lujo de esperar a que sea demasiado tarde”, concluyó Vargas.

La Fundación Natura espera que esta iniciativa no solo genere conciencia, sino que también motive a las autoridades y la ciudadanía a tomar medidas concretas para garantizar un acceso equitativo y sostenible al agua en Bolivia.