UBICACIÓN . La mayoría de los camiones varados se encuentran a 60 kilómetros de Puno.

Enviarán alimentos para más de 300 transportistas en Perú

AUXILIO . El Gobierno informó que existen 350 camiones bolivianos con sus respectivos choferes varados en territorio peruano, país que sigue en crisis por el cambio de presidente. Alistan el envío de alimentos y agua. Lamentan que las empresas abandonen a los choferes.

UBICACIÓN . La mayoría de los camiones varados se encuentran a 60 kilómetros de Puno.

La viceministra de Gestión Consular, Eva Chuquimia, informó ayer que en Puno, Perú, hay 350 camiones bolivianos que están varados e indicó que el Gobierno, a través de la Cancillería, enviará agua y alimentos a los transportistas.

La autoridad lamentó que las empresas de transporte pesado no apoyen a los choferes que se quedaron sin los viáticos y sufren las consecuencias del conflicto en el vecino país.

“Hay 350 camiones varados a 60 kilómetros de Puno, es casi imposible llegar al lugar, pero les vamos a hacer llegar alimentos y agua. Vamos a caminar para hacerles llegar la ayuda, hay bloqueos. Se les recomendó no viajar, pero lamentablemente los propietarios de la carga y la Cámara de Transporte Pesado, no se comunican con ellos, no se ocupan de ellos”, reprochó Chuquimia en declaraciones a Urgente.bo.

Según datos de la Superintendencia de Transporte Terrestre de Personas, Carga y Mercancías (Sutrán), hay 83 puntos de bloqueo en ocho regiones del Perú.

“Vamos a hacer llegar la ayuda al estilo chasqui, porque no hay paso. Al riesgo de que el agua y los alimentos puedan verse afectados, los conflictos en Perú han rebasado la dirigencia y todo diálogo, en especial en Juliaca, Perú”, agregó.

Los sectores donde no dejan pasar a ninguna persona y menos a los camiones son Jakullani y  Sikurillani. Según Chuquimia, en otros puntos, hay también transportistas varados con carga boliviana.

El presidente de la Cámara Boliviana de Transporte (CBT), Alfredo Borja, denunció que los cónsules de Bolivia en el Perú, no los apoyan y dijo que “poco a poco” se les acaban los alimentos.

“Necesitamos alimentos, agua. Los transportistas de carga pesada no tienen que comer, las tiendas están cerradas y tampoco se puede comprar algo”, dijo el dirigente.

- Advertisement -

También podría gustarte