Escasez del dólar influye en baja calificación crediticia

EVALUACIÓN . Un informe de la calificadora de riesgos Moody’s, baja la calificación crediticia de Bolivia debido a la baja liquidez que pone en riesgo sus obligaciones de deuda externa y no contar con divisas para hacer importaciones. El Gobierno rechaza el informe de la empresa.

La agencia calificadora de riesgos Moody’s, con sede en Estados Unidos, anunció una rebaja en la calificación crediticia de Bolivia de “Caa1” a “Caa3”, esto principalmente por escases de divisas como el dólar.

La calificación crediticia, también llamada rating, o calificación de la deuda, mide la capacidad de un país, gobierno o empresa para hacer frente a su deuda. Cuanto mayor sea el riesgo de impago de esta, peor calificación recibirá por el riesgo que implica invertir en ella.  

Según Moody’s, existe un riesgo de que Bolivia no cumpla con sus obligaciones de deuda externa y no cuente con divisas para el pago de sus importaciones.

Otro aspecto que influye para la baja calificación son los problemas de gobernabilidad y un persistente conflicto interno, lo cual ha influido en la reducción crítica de la liquidez en el país.

A pesar de la rebaja, Moody’s modificó su perspectiva sobre Bolivia de “negativa” a “estable”, prediciendo que se mantendrán niveles muy bajos de reservas de divisas y una producción decreciente en el sector de hidrocarburos, junto a un elevado riesgo político que continúa afectando la gobernabilidad del país.

Esta decisión de Moody’s sigue a movimientos similares de otras agencias calificadoras. En febrero, Fitch también redujo la calificación crediticia de Bolivia a ‘CCC’. En noviembre del año anterior, Standard & Poor’s había bajado la calificación del país a ‘CCC+’.

GOBIERNO RECHAZA EL INFORME

El Ministerio de Economía y Finanzas Públicas, Marcelo Montenegro, rechazó la baja de la calificación de Moody´s porque no considera las políticas económicas que permiten proteger la estabilidad y el crecimiento económico de Bolivia.

Montenegro indicó que los pagos del servicio de la deuda han sido realizados puntualmente, por lo que la posición alarmista presentada por Moody’s sobre posibles incumplimientos en los bonos soberanos no refleja adecuadamente la situación financiera del país.

El Ministro observó que la evaluación de Moody’s no valora los indicadores positivos de la economía, como el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) y la inflación anual, que la posicionan como una de las economías que, pese al contexto externo adverso, crece y reporta una de las tasas de inflación más bajas de Sudamérica.

La autoridad recordó que están en marcha medidas para hacer frente a las presiones de liquidez en el corto plazo y para fortalecer las Reservas Internacionales Netas (RIN) a mediano plazo, a través de estrategias como la industrialización, la sustitución de importaciones y el fortalecimiento productivo.

Sin embargo, actualmente no se sabe cuál es el monto exacto de las RIN en Bolivia y con relación al dólar, todavía es escaso y cada día se multiplican en las calles los letreros de: “Compro dólar”.

Source Ronald Pérez