- Advertisement -

Falta de carburantes trasciende los bloqueos y es más estructural

CARBURANTES.- La escasez de carburantes se ha agudizado en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, donde las filas en surtidores han crecido notablemente,  pese a que el Gobierno asegura que la provisión es normal.

El experto en minería, energía e hidrocarburos, José Padilla, destaca que el problema de suministro de combustibles en Bolivia trasciende los bloqueos, constituyendo un asunto estructural. Subraya la importancia de que Yacimientos Petrolíferos Fiscales Bolivianos (YPFB) resuelva los problemas de pago a proveedores y mantenga la estabilidad en la empresa petrolera.

Padilla asegura que el problema de los carburantes es claramente estructural, resaltando la necesidad de que el Estado realice esfuerzos significativos para garantizar el suministro de combustibles, especialmente en un momento económico difícil.

CARBURANTES SE DESVIAN AL MERCADO NEGRO Y ACTIVIDADES ILÍCITAS

En cuanto al desvío de carburantes hacia actividades ilícitas, comenta que el carburante subvencionado tiene destinos no legalmente precisos. En días recientes, se han incautado cantidades de carburante con destino al Chapare, donde se comercializaba a 30 Bs por litro. Padilla señala que el narcotráfico no tiene problemas para pagar este monto, ya que sus ganancias son considerables.

El experto advierte sobre la intensificación de actividades ilícitas durante los bloqueos, especialmente el narcotráfico.

YPFB NO PUBLICA LAS RESERVAS CERTIFICADAS

En relación con las reservas certificadas de gas, Padilla destaca la importancia de que el Gobierno informe sobre el estado de estas reservas. Señala que, según las normativas, cada año se debe certificar las reservas, siendo este documento vital para buscar mercados para la exportación de gas. La falta de acceso a esta información es preocupante, especialmente considerando que Bolivia depende en un 71% del gas para la generación eléctrica, siendo Santa Cruz el departamento más consumidor.

Padilla lamenta la falta de una política de inversión estatal para buscar y desarrollar nuevos campos gasíferos, ya que muchos están en declinación. Advierte que sin inversión, Bolivia podría dejar de ser un exportador de gas en el futuro debido a la falta de una adecuada política hidrocarburífera.

Finalmente, el experto hace un llamado a la voluntad política y a una gestión eficaz de las instituciones para superar la crisis actual, destacando la importancia de contar con líderes capaces.

Source Marcelo Huanca Dorado