Fedjuve exige un moderno hospital materno-infantil para Santa Cruz

La Federación de Juntas Vecinales hace un llamado urgente a los tres niveles gubernamentales para que doten a Santa Cruz de un moderno hospital materno-infantil. El dirigente Omar Rivera expresó su profunda preocupación ante la situación actual, señalando que la maternidad actual ha superado su vida útil y representa un peligro para todos.

Rivera destacó que el hospital materno-infantil, con más de 30 a 40 años de existencia, se encuentra en un estado de deterioro evidente. Describió las instalaciones como provisionales y peligrosas, señalando problemas en áreas críticas como las lavanderías y cocinas ubicadas en pasillos. Además, subrayó la falta de infraestructura adecuada y equipos médicos obsoletos, lo que agrava la precaria situación.

El dirigente resaltó la peligrosa realidad de un hospital donde neonatos y recién nacidos deben ser atendidos en condiciones inseguras, con habitaciones diseñadas originalmente para albergar a un número limitado de pacientes. Rivera hizo hincapié en la falta de profesionales y personal médico, destacando el colapso del hospital materno-infantil y la falta de recursos para atender adecuadamente a las madres y sus hijos recién nacidos.