Fijación del precio del Carbono genera $us104.000 millones

El informe anual del Banco Mundial sobre la “Situación y tendencias de la fijación del precio del carbono 2024”, señala que los ingresos provenientes de la fijación del precio del carbono alcanzaron un récord de $us 104.000 millones en 2023. Actualmente, existen 75 instrumentos de fijación del precio del carbono a nivel mundial, y más de la mitad de los ingresos se destinan a programas relacionados con el clima y la naturaleza.

Axel van Trotsenburg, director gerente sénior del Banco Mundial, destacó la importancia de estos instrumentos: “La fijación del precio del carbono puede ser una de las herramientas más poderosas para ayudar a los países a reducir las emisiones. Por eso, es positivo que estos instrumentos se expandan a nuevos sectores, sean más adaptables y complementen otras medidas. Este informe puede ayudar a los responsables de formular políticas a comprender qué está funcionando y por qué tanto la cobertura como la fijación de precios deben aumentar para que las emisiones disminuyan”.

El Banco Mundial lleva cerca de dos décadas realizando un seguimiento de los mercados de carbono, y este es su undécimo informe anual sobre la fijación del precio del carbono. En el primer informe, los impuestos al carbono y los sistemas de comercio de emisiones (SCE) cubrían solo el 7 % de las emisiones mundiales. Según el informe de 2024, ahora cubren el 24 % de las emisiones globales.

VARIOS PAISES AVANZAN EN FIJACION DE PRECIO

El informe señala que grandes países de ingreso mediano como Brasil, India, Chile, Colombia y Tuquía están avanzando en la implementación de la fijación del precio del carbono. Mientras que sectores tradicionales como la energía y la industria siguen siendo preponderantes, la fijación del precio del carbono se contempla cada vez más en sectores nuevos como la aviación, el transporte marítimo y la gestión de residuos.

 El mecanismo de ajuste en frontera por carbono de la Unión Europea (UE), actualmente en fase de transición, también está impulsando la fijación del precio del carbono en sectores como el hierro y el acero, el aluminio, el cemento, los fertilizantes y la electricidad. A pesar de los niveles récord de ingresos y crecimiento, la cobertura y los niveles de los precios globales del carbono siguen siendo demasiado bajos para cumplir los objetivos del Acuerdo de París. Actualmente, menos del 1 % de las emisiones globales de gases de efecto invernadero están cubiertas por un precio directo del carbono igual o superior al rango recomendado por la Comisión de Alto Nivel sobre los Precios del Carbono, con el objetivo de limitar el aumento de la temperatura a muy por debajo de los 2 °C. Según el informe, para reducir la brecha entre los compromisos climáticos de los países y sus políticas, será necesario reforzar el compromiso político.

Source IBM