Fiscalía secuestra documentos del club Blooming y cita a directivos

CITACIONES. Efectivos de la Felcn y la Fiscalía allanaron la Sede y Secretaría del club Blooming en el marco de las investigaciones del caso Marset, tras concluir secuestraron documentación y citaron a cuatro personas a declarar.

Efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) y la Fiscalía allanaron las oficinas del club Blooming ubicado en la avenida Busch, cerca del primer anillo en Santa Cruz, dentro de las investigaciones por el caso del narcotraficante Sebastián Marset.

Según el fiscal asignado al caso, Julio César Porras, se realizaron dos allanamientos, uno en la sede y otro en la secretaria del club que concluyó con el secuestro de documentos y la notificación de cuatro administrativos y algunos dirigentes para que declaren en calidad de testigos el próximo lunes 4 de diciembre por el delito de tráfico de sustancias controladas.

“Son dos allanamientos, uno en la secretaría y otro en la sede del Club Blooming. Se sacó documentación que será analizada (…) Aún no podemos adelantarnos a dar más información. En este momento las cuatro o cinco personas que han sido citadas, ahora van a ir como testigos. Son personas que han sido encontradas durante el allanamiento y han sido citadas inmediatamente”, informó el fiscal Porras.

En tanto el asesor jurídico del club Blooming, Fabricio Franzhek, indico a la red Unitel que no tenían conocimiento del allanamiento y negaron tener algún vínculo con Marset. Según dijo el asesor, la Fiscalía solicitó todos los contratos de los jugadores del primer plantel para someterlos a una revisión.

El jurista agregó que como institución se atenderá cualquier solicitud de la Fiscalía sobre la investigación al remarcar que Blooming no tiene ningún vínculo con el uruguayo, que actualmente está prófugo de la justicia. “No hubo secuestro de documentos, vinieron a pedir contratos de jugadores, la forma de cómo se acredita de la seguridad de los partidos, pero nada de gravedad”, apuntó

En tanto medios internacionales confirmaron que la familia de Marset no se entregarla en Uruguay, a cambio que fuera juzgado por un crimen específico en el que estuvo involucrado e intentar así burlar a la policía de Paraguay y Bolivia, para que no se concreta una extradición al primer país.

Source Patricia Canido Aroni