Forestales se preparan para la Rueda de Negocios de Agroforest

El gerente general de la Cámara Forestal de Bolivia, Jorge Ávila, ha anunciado la realización de la 17ª versión de la Rueda de Negocios, que se llevará a cabo en el marco de Agroforest 2024 del 10 al 14 de abril próximo.

La Rueda de Negocios está programada para el 12 de abril y contará con la participación de 30 empresarios procedentes de 5 países. Ávila expresó su esperanza de que esta cifra aumente y que se logren resultados similares o superiores a los del año pasado, cuando se registraron intenciones de negocios por un total de aproximadamente 21,3 millones de dólares.

Según la experiencia acumulada durante años en la organización de este evento, se estima que entre el 20% y el 28% de estas intenciones se concretan en los seis meses posteriores al evento.

El gerente general destacó los avances significativos en el sector forestal, como el desarrollo de una empresa que fabrica abono a partir de desechos de madera para rehabilitar suelos. Esta iniciativa refleja un acierto al evitar desperdiciar recursos que requieren años para su crecimiento, como la teca, que tarda hasta 10 años en alcanzar su madurez, y otras variedades que pueden tardar entre 40 y 100 años.

En cuanto a las tendencias internacionales en el uso de recursos forestales, Ávila explicó que tienen un ciclo de aproximadamente 8 a 10 años para consolidarse. Actualmente, se observa un resurgimiento en la demanda de madera para exteriores debido a las propiedades resistentes de las maderas bolivianas, que requieren poco o ningún tratamiento químico. Además, hay un interés creciente en el uso de resinas especiales para mejorar la apariencia y durabilidad de la madera, así como una preferencia por tonos oscuros en el mercado.

Respecto al uso integral del recurso forestal, Ávila destacó que ha sido una aspiración de la industria durante años. Se ha logrado avanzar en este aspecto gracias a cambios en la regulación que permiten la reutilización de desechos de madera para la fabricación de productos como tableros de aglomerado y abono natural. Este enfoque no solo beneficia al medio ambiente al reducir los residuos, sino que también contribuye al desarrollo socioeconómico al generar empleo y divisas.