Gobernación: La crisis política debilita el proceso autonómico

CRISIS.- Con la  crisis política de la Gobernación se perjudica a Santa Cruz y beneficia a los  masistas, señaló el analista político Vladimir Peña. Ninguna autoridad tiene el derecho de destruir el proceso autonómico que construyó el pueblo.

El analista político Vladimir Peña ha calificado de bochornoso el actual escenario en la gobernación de Santa Cruz, considerando que pone en peligro el proceso autonómico en la región. Peña enfatizó la necesidad de encontrar una solución urgente a este espectáculo vergonzoso que ha tenido lugar en la última semana, describiendo las tensiones entre las autoridades como bélicas y, en términos democráticos, inaceptables.

LA QUE PIERDE ES SANTA CRUZ

El analista expresó su preocupación por el hecho de que las principales autoridades se insulten y descalifiquen de manera tan pública, sin comprender la gravedad de la crisis y sin abordar el problema en su totalidad. Alertó sobre el riesgo de desprestigiar la autonomía de Santa Cruz y de que la gobernación continúe deteriorándose, lo cual tendría implicaciones a nivel nacional al aislar a la región.

Vladimir Peña censuró el comportamiento infantil e inmaduro de las autoridades, señalando que esto contribuye al descrédito de la autonomía y representa un peligro para la imagen de Santa Cruz. Criticó particularmente al vicegobernador, sugiriendo que detrás de sus acciones puede haber intereses ocultos que van más allá de la simple gestión transparente.

TODAVÍA HAY ESPACIO PARA UN ENTENDIMIENTO

En cuanto a la posibilidad de resolver la situación, Peña destacó que aún existe un margen de espacio para buscar un entendimiento, ya sea directamente entre los involucrados o a través de mediación por parte de los partidos políticos que respaldaron la alianza de Creemos. Sin embargo, subrayó la urgencia de poner fin a este espectáculo bochornoso que, a su parecer, parece una «telenovela mal hecha».

Finalmente, el analista advirtió sobre las consecuencias negativas de este conflicto, afirmando que Santa Cruz perderá y que aquellos que han apostado por la autonomía serán perjudicados. Concluyó que la situación actual beneficia a los masistas y criticó a los líderes de Creemos por no tener el derecho de destruir la institución y el proceso autonómico que representa la confianza ciudadana.