Gobernador denuncia que le restringen medicamentos y visitas

RESTRICCIONES.-  El Gobernador Luis Fernando Camacho reclama que le restringen los medicamentos y visitas, y solo sale una hora al sol; se estrella contra las autoridades vendidas al MAS

El Gobernador Luis Fernando Camacho expresó durante una audiencia virtual sobre el paro cívico en la cárcel de Chonchocoro: «Mis principios no están en venta, señor juez, ni lo estarán, porque quiero que mis hijos salgan a las calles y se sientan orgullosos de saber que su padre no tiene precio y que sus principios están firmes».

Indicó que desde que lo secuestraron, lo separaron de su familia por defender el voto y estar al lado de su pueblo. Se quejó de que no le permiten recibir visitas, le impidieron presenciar el nacimiento de su hijo y solo le permiten salir al sol una hora al día, todo con la intención de quebrantarlo, incluso haciendo seguimiento a su familia en Santa Cruz.

Lo mismo ocurre con sus procesos judiciales. Le «llovieron» juicios y detenciones preventivas, mencionando la audiencia de este martes, que es solo por defender la realización del censo nacional de población y vivienda.

MAGISTRADOS EMITEN SENTENCIAS ABERRANTES

Camacho también se refirió al sistema de justicia, afirmando que el poder central ha comprado magistrados para emitir sentencias aberrantes, haciendo referencia a la sucesión temporal de su cargo. Afirmó que los masistas llegaron al extremo de «comprar» al vicegobernador cruceño, así como a asambleístas y diputados, sin mencionar nombres.

Dirigiéndose al juez que presidía la audiencia, reiteró que solo quieren silenciarlo, como sucedió con el ex gobernador Rubén Costas durante 10 años, periodo en el cual también mantuvieron callado al pueblo.

SUS PRINCIPIOS NO ESTÁN A LA VENTA

“¡Mis principios no están en venta, señor juez, ni lo estarán, porque quiero que mis hijos salgan a las calles y se sientan orgullosos de saber que su padre no tiene precio y que sus principios están firmes!”, manifestó, haciendo referencia también a su padre y su esposa.

Añadió que mantiene la fe de sentirse libre y de mantener sus principios sin venderse al partido oficialista, a pesar de las restricciones, incluso en el ingreso de medicamentos.

Camacho predijo que cuando el MAS no esté en el gobierno, los responsables de esta situación se enfrentarán a la justicia, tanto la judicial como la divina. Al concluir su intervención, le dijo al juez que intente dormir con la conciencia tranquila.