Gobierno dice que presiones de Santa Cruz intenta politizar el censo

El vocero presidencial Jorge Richter afirmó ayer que el gobierno no tiene incorporadas las presiones y amenazas como metodología de trabajo para preparar el Censo de Población y Vivienda y calificó de políticas las amenazas de la cumbre de ir a un paro departamental en Santa Cruz al estar promovidas por “políticos que están intentando reparar su devaluada presentación que tienen hoy en día ante la opinión pública”.

Dijo que existe un sector político encaramado en las instituciones cruceñas que está alejado de la vocación de diálogo que promueve el gobierno nacional, luego de haberse acordado con ocho gobernadores, diez alcaldes y alcaldes del sistema asociativo de trabajar en comisiones técnicas para diseñar lo que deberá ser una fecha final del censo que sea en beneficio de todos los bolivianos.

“Lo que quiero decir, en definitiva, es que las presiones no están incorporadas en el marco metodológico de lo que significa el diálogo”, declaró en el programa Hagamos Democracia de la red Erbol.

Para el vocero presidencial no está claro los alcances del bloqueo de caminos, si será con cierre de fronteras departamentales o internacionales también y, en todo caso, prefirió esperar unos días para asumir una posición como gobierno. Sin embargo, aclaró que existen algunos temas que no son de competencia privativa de un departamento, sino del Estado en lo que significa el manejo, administración, seguridad y cuidado de las fronteras internacionales. Sostuvo que el comunicado de la cumbre cruceña expresa una intencionalidad de daño muy crítico al Estado nacional, a la sociedad y, por supuesto, a decir de los asambleístas de Creemos – partido del gobernador cruceño Luis Fernando Camacho – el censo es una cuestión política y debe ser tratado políticamente.

Fuente Erbol
También podría gustarte