Gobierno: El precio del tomate se normalizará con la nueva cosecha

PRECIOS.- El viceministro de Desarrollo Agropecuario Álvaro Mollinedo señaló que apenas se cosecho el 30% de la última siembra y ha comenzado a bajar el precio del tomate

La cosecha de tomate está entre 25% y 30% de la superficie cultivada de la última siembre y el precio ya descendió considerablemente en los mercados, informó el viceministro de Desarrollo Agropecuario, Álvaro Mollinedo.

“En la cosecha de tomate estamos entre el 25% y 30%, falta que lleguemos al 50% y 60%. Todavía falta mucho por cosechar y vamos a tener gran oferta en el mercado que hará que los precios bajen y se estabilicen”, explicó.

EN LA PAZ BAJO EL PRECIO

En el mercado de Villa Dolores, en El Alto, se encuentra la libra del tomate desde Bs 2,50, cuando hace un poco más de dos semanas se encontraba entre Bs 7 y Bs 8. El kilo ahora se encuentra entre Bs 5 y Bs 8, dependiendo de la calidad, antes estaba entre Bs 17 y Bs 18.

“Por ahora los precios están más estables, no solo del tomate. La población debe entender que en época de invierno siempre hay un pico de subida de precios, no solo con el tomate, sino con otros productos”, precisó.

Desde hace dos semanas empezó a descender el precio del tomate y de otros productos agrícolas producto de la cosecha de la última siembra, indicó.

“Hemos tenido retrasos en la siembra, la sequía y la falta de lluvias ha hecho que se retrase la siembra y cosecha, pero no solo nosotros hemos tenido ese problema, sino también lo tienen en Perú y Argentina”, afirmó.

MEDIDAS HAN DADO RESULTADO

Mollinedo aseguró que las medidas adoptadas por el Gobierno nacional, mediante el Comité Interinstitucional de Seguridad Alimentaria, fueron acertadas para contrarrestar la elevación de precios y la especulación, entre ellas las ferias Del Campo a la Olla y los controles en ciudades y fronteras.

Sin embargo, los precios de productos importados se mantienen altos, especialmente aquellos que llegaban desde la Argentina.

En Villazón,  Bermejo y Yacuiba la situación se ha invertido porque los precios de muchos alimentos en Bolivia, por el tipo cambiario, les resulta tres veces más barato a los argentinos en territorio boliviano.

En estas tres poblaciones fronterizas cada día miles de argentinos se agolpan a proveerse de alimentos y otros bienes en territorio boliviano