Gobierno fija eliminar 9 mil hectáreas de coca excedentaria

MANDATARIO. El presidente Luis Arce, el Gobierno nacional

A la cabeza del presidente Luis Arce, el Gobierno nacional dio inicio ayer a la segunda fase de la racionalización de cultivos excedentes de coca para la gestión 2021 y se fijó la meta de llegar, al menos, a las 9.000 hectáreas eliminadas.

“El aporte de nuestras organizaciones sociales en la racionalización de los cultivos es esencial para lograr nuestra meta en este año, de erradicar 9.000 hectáreas”, manifestó en un acto realizado en el municipio de Chimoré del trópico de Cochabamba.

El proceso se desarrollará para eliminar 7.000 hectáreas de cocales en el trópico de Cochabamba y 2.000 en Los Yungas del departamento de La Paz.

El presupuesto programado para las tareas de racionalización de la coca excedente de este año asciende a Bs 107 millones y demandará el despliegue de 1.750 militares, policías y personal civil.

En su discurso, el mandatario anunció que se retomará el exitoso modelo de control de cultivos excedentes de coca nacional, con el retorno al diálogo y el respeto de los derechos humanos y económicos de los productores de la hoja sagrada.

Sin embargo, señaló que el Gobierno nacional no permitirá que se cultive coca en los parques nacionales ni en reservas forestales, por lo que las fuerzas de racionalización priorizan la ejecución de su labor en esos lugares.

“Hoy reafirmamos no solo que estamos retomando esta política exitosa de control social y de erradicación concertada de cultivos, sino que vamos a profundizar este modelo. Ya lo hemos dicho en varias ocasiones como Gobierno, no puede haber libre cultivo de coca, pero tampoco puede haber coca cero”, aseveró.

El mandatario lamentó, por otro lado, que el modelo exitoso y ponderado por instancias internacionales haya sido interrumpido por el “golpe de Estado” de 2019 y por eso se haya superado las 32.000 hectáreas de coca, durante el 2020, en el país.

“Un nivel que nunca se llegó desde que se implementó esta nueva estrategia de control de la hoja de coca enmarcada en el control social”, sentenció.

El jefe de Estado recordó que el Gobierno de Áñez intentó volver a las viejas políticas dictadas desde el Gobierno de Estados Unidos de militarización, violación de derechos humanos y criminalización del productor de coca. “Lo que hemos vivido el año 2020 en el trópico de Cochabamba no puede volver a ocurrir. Nunca más la erradicación de la hoja de coca puede servir como excusa para militarizar el trópico, tal como lo hicieron en el gobierno de facto”, aseveró.

- Advertisement -

También podría gustarte