Gobierno iniciará pruebas de uso de biotecnología este año

COMITÉ. El gobierno nacional espera iniciar las pruebas en campo de las semillas genéticamente modificadas u OMG a utilizar en la producción de alimentos, a partir de este año. Sin embargo, no confirma que en el proceso participe el sector productivo privado.

Luego que el presidente Luis Arce diera luz verde a la incorporación de organismos genéticamente modificados(OGM) en algunos cultivos agroindustriales para garantizar la producción de alimentos, el viceministro de Desarrollo Agropecuario, Álvaro Mollinedo explicó que para esta gestión se perfila iniciar pruebas en campo de las semillas a utilizar, aclarando que serán de producción nacional.

Según Mollinedo se reactivarán las tareas del Comité de Bioseguridad Alimentaria para evaluar las propuestas presentadas por los agros productores en la gestión pasada. “Se está analizando el poder incorporar nuevos OGM en algunos cultivos agroindustriales a nivel nacional; entonces, este tema se está trabajado, ya se están haciendo las evaluaciones y para esta gestión ya vamos a tener lo que son las pruebas en campo”, afirmó.

El viceministro aclaró que están siguiendo todos los procedimientos para aprobar las nuevas semillas a utilizar en el país. “En tema de biotecnología es solamente en la gestión de nuestro presidente Luis Arce, que se ha construido muchos centros de investigación e innovación para los diferentes cultivos que tenemos”, resaltó.

Por su lado, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), José Luis Farah espera que el gobierno retome las mesas técnicas de trabajo para viabilizar el uso de la biotecnología en los cultivos de soya, maíz, caña de azúcar y sorgo, que quedaron suspendidas en noviembre pasado por la emergencia de incendios y sequía.

“Celebramos que el presidente abrió la puerta de trabajo para el uso de biotecnología que fue suspendida, por motivos diversos.” afirma Farah.

Mientras que desde el sector cañero ven positivo la apertura a semillas modificadas, que en les permitirá recuperar unas 25 mil hectáreas de suelos cansados, con lo que pondrán mejorar la productividad para superar los 185 millones de litros de etanol que se vendieron el 2023 a YPFB.

Juan Carlos Rojas, director de la Confederación Nacional de Cañeros de Bolivia (Concabol), indicó que esta tecnología permitirá recuperar los nutrientes del suelo. “Más que ampliar el área de (cultivo) caña, nosotros los cañeros apostamos más hacia la recuperación de suelos. Estamos buscando justamente la aplicación de biotecnología, pero no necesariamente en semillas, sino en el manejo de organismos vivos para controlar ciertas plagas, así como también el uso de fertilizantes orgánicos, evitando las quemas del rastrojo de caña para no dañar el suelo”, indicó Rojas.

Por otro lado, el viceministro Mollinedo recordó que Bolivia cuenta con centros de investigación e innovación en papa, frutas y granos, para asegurar la producción y la seguridad alimentaria. “Desde estos centros de innovación se están liberando semillas de alta calidad, limpios de todo tipo de maleza donde nos están dando los mejores rendimientos”, destacó.

Bolivia tiene sus propias fábricas de agro fertilizantes, como la urea, el cloruro de potasio y el NKP, además construye plantas de bio insumos para los diferentes pisos ecológicos y obtener mejores rendimientos.

Source Patricia Canido Aroni