Gobierno invertirá Bs 3,7 millones en la producción de algodón

ALGODÓN.- Los productores de algodón en Bolivia tienen serios problemas de productividad porque sigue usando  semilla convencional cuyos rendimientos no llegan ni a media tonelada frente a Brasil que produce 1,72 toneladas.

El Ministerio de Desarrollo Rural y Tierras, a través de la Institución Pública Desconcentrada Soberanía Alimentaria (IPDSA), anunció la entrega de insumos agrícolas por más de Bs 3,7 millones para fortalecer la producción de algodón en los departamentos de Santa Cruz y Chuquisaca.

Según el Gobierno los beneficiarios son 157 familias productoras de 11 comunidades de Santa Cruz y Chuquisaca. Se les entregará 17.085 kilogramos (Kg) de semilla de algodón convencional, 1.139 bolsas de urea (cada una de 50 kg), 171 kg de insecticida, 1.146 bolsas de fosfato diamónico, 1.139 lotes de aceite mineral, 288 lotes de plaguicidas, 253 lotes de insecticidas, 291 lotes de regulador de crecimiento y 1.721 lotes de herbicidas. La entrega demandará una inversión de Bs 3.742.318, de los cuales la IPDSA financiará el 70% (Bs 2.619.602) y los beneficiarios colocarán una contraparte del 30% (Bs 1.122.716).

El gerente general de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), Edilberto Osinaga, señaló que para que cualquier inversión en este u otros rubros tenga éxito y no fracase, se debe aplicar un enfoque de mercado en primera instancia, asegurando que es fundamental identificar los mercados para los productos antes de proceder con la producción. Señaló que uno de los principales desafíos para la producción de algodón en Bolivia son los problemas sanitarios heredados de cosechas anteriores, que afectan la certificación internacional y la exportación del producto. Otra gran limitación es la falta de acceso a semillas genéticamente modificadas que tienen excelentes rendimientos frente a la semilla convencional que se ha venido cultivando en Bolivia.

Osinaga enfatizó la necesidad de invertir en investigación para desarrollar semillas de algodón que puedan competir con las variedades modernas utilizadas en otros países. Bolivia no llega ni a media tonelada por hectárea de productividad frente a Brasil, que tiene un promedio de rendimiento de 1,72 toneladas, y Argentina con 0,70 toneladas.

Actualmente, la superficie cultivada de algodón no llega ni a mil hectáreas, y se estima que hay acumulados 30 mil quintales de algodón de las cosechas de los últimos años, los cuales no se han podido exportar debido a problemas sanitarios que deben superarse para acceder al mercado internacional.

Source Marcelo Huanca Dorado