Gobierno minimiza suspensión de pagos a navieras en Bolivia

DECISIÓN.- La decisión de las tres navieras más grandes del mundo de no recibir pagos desde Bolivia para la exportación e importación, fue minimizado por el gerente de la Administración de Servicios Portuarios  Dante Justiniano

El pasado jueves pasado las navieras MSC, Hapag Lloyd y One (Mercator), decidieron suspender la recepción de pagos en Bolivia para cargas de importación y exportación y comunicando que sólo aceptan pagos en dólares y en sus oficinas en Chile y Perú.

La decisión de las tres navieras fue minimizada por el gerente ejecutivo de la Administración de Servicios Portuarios-Bolivia (ASP-B), Dante Justiniano, minimizó el impacto de esta medida.

 Estas tres compañías gestionan el 47% de toda la carga boliviana: MSC maneja un 40%, Hapag Lloyd un 5% y One menos del 2%.

BOLIVIA BUSCARÁ OTRAS ALTERNATIVAS PARA SU CARGA

En conferencia de prensa ayer Justiniano destacó que otras navieras continúan operando con normalidad y cubren más del 50% de la carga boliviana. “Las otras navieras están moviendo de manera normal, se están pagando los fletes navieros y obviamente se está moviendo la carga boliviana”, afirmó.

“Tenemos opciones y otras posibilidades para acudir a otros prestadores de servicios”, indicó. Aclaró que no hay una suspensión del servicio, sino un cambio en la modalidad de pago hacia sucursales en otros países.

“Vamos a hacer la representación correspondiente por los canales necesarios porque a nosotros nos extraña que se tomen este tipo de disposiciones unilaterales sin el justificativo correspondiente”, declaró.

Esta decisión ha generado inquietud en el sector de comercio exterior de Bolivia, que busca adaptarse a las nuevas condiciones mientras la ASP-B trabaja en asegurar la continuidad del servicio con otras navieras y puertos alternativos.

DECISIÓN DE NAVIERAS INCREMENTARÁ COSTOS

El analista económico Luis Fernando Romero ha ofrecido una perspectiva crítica sobre la reciente decisión de las navieras MSC, Hapag Lloyd y One (Mercator) de no recibir pagos desde Bolivia, señalando diversas consecuencias negativas para el comercio y la economía del país.

Romero destacó que la decisión de estas navieras, incrementará significativamente los costos de transporte debido a las comisiones bancarias y otros gastos financieros asociados con la necesidad de realizar pagos en dólares en oficinas extranjeras, principalmente en Chile y Perú. Esto, según Romero, resultará en un encarecimiento de las importaciones y exportaciones, afectando particularmente a los importadores y exportadores bolivianos que ahora deberán afrontar estos costos adicionales.

Romero indicó que esta medida podría provocar un desabastecimiento de productos en el mercado boliviano. “La demora en los envíos debido a los nuevos procedimientos de pago puede significar que las mercancías tarden mucho más en llegar, afectando la disponibilidad de materias primas e insumos para la producción nacional”, afirmó Romero. Esta situación, según el experto, podría extenderse a bienes intermedios y finales, incluyendo medicamentos, lo cual tendría un impacto directo en la salud pública.

Source Marcelo Huanca Dorado