Gobierno y COB pactan 5,85% y 3% de incremento salarial

PLIEGO. A partir de mayo, el sueldo mínimo subirá de Bs 2.362,50 a Bs 2.500; no obstante, el incremento tiene efecto retroactivo a enero de este año. En marzo la COB exigía un incremento del 7% y 8% a los haberes básico y mínimo respectivamente.

El gobierno y la Central Obrera Boliviana (COB) pactaron un incremento salarial de 5,85% al mínimo nacional, y de 3% al haber básico, tras haber sostenido una reunión entre la dirigencia del ente matriz y una comisión conformada esencialmente por funcionarios del Ministerio de Economía.

A partir de mayo, el sueldo mínimo subirá de Bs 2.362,50 a Bs 2.500; no obstante, el incremento tiene efecto retroactivo a enero de este año.

“Se ha acordado con la COB un incremento al salario mínimo nacional del 5,85%, lo que equivale que, en esta gestión, el salario mínimo nacional – a partir del 1 de enero de esta gestión – porque será retroactivo a enero, será de 2.500 bolivianos. Adicionalmente se ha acordado el incremento del 3% al haber básico”, anunció ayer el presidente Luis Arce en rueda de prensa.

La COB entregó a finales de marzo de este año su pliego petitorio, en el cual exigía un incremento del 7% y 8% a los haberes básico y mínimo respectivamente, junto a otras peticiones.

RECHAZO AL INCREMENTO

Quienes rechazaron el incremento fueron los empresarios, que se mostraron preocupados tras el anuncio efectuado por el jefe de Estado. Desde la Federación de Empresarios Privados de Cochabamba (FEPC), aseguraron que el gobierno y el ente matriz serán “responsables del estancamiento” del empleo formal existente, además de la caída de la productividad y competitividad nacional frente a mercados extranjeros.

“A partir de este momento, el Gobierno y la COB son responsables del estancamiento del empleo formal existente, la caída de la productividad y la competitividad nacional frente a países vecinos y mercados internacionales”, dijo Luis Laredo, presidente de FEPC, en conferencia de prensa.

Por otro lado, la Cámara de Industria y Comercio emitió un comunicado en el que considera que el aumento se produjo con base en “fundamentos políticos y no económicos”. Califica la medida de “agresiva” y “alejada de la realidad”.

“Los riesgos de continuar bajo esta lógica agresiva, política y alejada de la realidad traerán efectos adversos, difíciles o quizás imposibles de revertir, que ningún incremento salarial podrá solucionar sino nos sinceramos sobre aspectos estructurales (…). En conclusión, el incremento salarial es anecdótico si cada día son menos las fuentes de trabajo”, señala.