Gobierno y los Sedes vacunarán para completar los esquemas

ACUERDO.- El Ministerio de Salud y Deportes y los Servicios Departamentales de Salud (SEDES) firmaron un inédito compromiso para completar los esquemas de vacunación en busca de controlar y mitigar la propagación de enfermedades prevenibles por vacuna, como el reciente caso de sarampión.

El manifiesto recoge 12 puntos de trabajo, representando un hecho sin precedentes para proteger a la población ante el brote del sarampión. La ministra de Salud y Deportes, María Renée Castro, presidió la reunión y lideró la iniciativa por la salud de las niñas y niños.

El primer punto del documento establece: «Es una obligación y una prioridad atender la salud y la vida de las y los niños de nuestro país. Por lo tanto, nos comprometemos a implementar todas las medidas sanitarias, económicas, logísticas y comunicacionales disponibles, con prontitud, eficiencia, eficacia y celeridad, para hacer frente al actual brote de sarampión».

En la reunión celebrada en la ciudad de La Paz, participaron los directores técnicos de los nueve SEDES de Bolivia, epidemiólogos, responsables departamentales de los programas ampliados de inmunización y comunicadores de cada una de las regiones. Se evaluaron y unieron esfuerzos para fortalecer las estrategias y planes de acción contra las enfermedades inmunoprevenibles.

Asimismo, exhorta a las familias bolivianas a participar activamente en este gran esfuerzo por la vacunación de las niñas y niños bolivianos, y apoyar decididamente a todas y todos los trabajadores de la salud, colaborando para hacer efectiva la meta de vacunación.

Durante la jornada, los directores de los SEDES también firmaron el Compromiso Técnico Nacional en Materia de Inmunización, reconociendo que la vacunación es una de las herramientas más costo-efectivas de la Salud Pública. Bolivia históricamente ha mantenido coberturas del esquema nacional del Programa Ampliado de Inmunización en valores no menores al 90%, gracias a las acciones conjuntas y coordinadas entre el Gobierno Central y los Servicios Departamentales de Salud.

Bolivia confirmó el primer caso de sarampión el 23 de febrero. Se trata de una niña de 7 años y 6 meses de edad residente en la ciudad de Bermejo, departamento de Tarija, quien también estuvo de visita en la ciudad de El Alto de La Paz. En ambas regiones se activó el bloqueo de transmisión de la enfermedad y el bloqueo vacunal con equipos de respuesta rápida. Además, el 31 de enero fue emitida una alerta epidemiológica instando a la población a que lleve a vacunar a sus niños al establecimiento de salud más cercano, debido al alto riesgo de importación de casos de sarampión.