Guarayos: Al menos 150 policías inspeccionan predio avasallado

INVESTIGACIÓN. A la propiedad El Encanto, en Guarayos, un contingente de 150 policías llegó hasta el lugar para inspeccionar la situación tras la denuncia de avasallamiento. La Policía negó que se haya suscitado una emboscada, El INRA pide denunciar el hecho ante un juez agroambiental.

Luego de conocerse a través de redes sociales de una presunta emboscada que habrían sufrido policías que buscaban inspeccionar el predio El Encanto en la provincia cruceña Guarayos, tras una denuncia de avasallamiento. Un nuevo contingente de 150 policías fue enviado a la zona.

El Comandante Departamental de la Policía, Erick Holguín, indicó que las personas que han ingresado de forma irregular al lugar, cometieron allanamiento y se ha aperturado un proceso investigativo al respecto. Además, se inició otro proceso por tentativa de asesinato ya que existen personas lesionadas en el momento de que los avasalladores ingresaron a ese predio.

“Hemos enviado a 150 efectivos policiales para realizar operaciones de restablecimiento de los derechos vulnerados”, dijo.

Así también, Holguín descartó que los policías hayan sufrido una emboscada ya que al llegar al predio tras la denuncia, evidenciaron el uso de petardos, pero la situación no puede ser catalogada como una emboscada, según indicó.

EL INRA PIDE DENUNCIAR

El director nacional del Instituto Nacional de Reforma Agraria (INRA), Eulogio Núñez, pidió ayer a los dueños de la propiedad El Encanto apersonarse ante el juez agroambiental con pruebas y denunciar a los cabecillas de avasallamientos, toda vez que no van a tolerar que ocupen predios a la fuerza y afirmó que se aplicará todo el peso de la ley a quienes cometan estos hechos.

“Las personas afectadas por avasallamiento, lo único que tienen que hacer es apersonarse ante el juez agroambiental y presentar el título que la ha emitido el INRA y la fotocopia del folio que está, la inscripción a Derechos Reales, documentos suficientes y algunas pruebas y denunciar a los cabecillas”, explicó.

Por último, las autoridades señalaron que aún falta un nuevo informe por parte de los policías que fueron hasta el lugar ya que inicialmente se hablaba que unas 40 personas armadas con escopetas, fueron quienes se asentaron irregularmente en el lugar y causaron daños a trabajadores.

Source Martha Gil