Hieren a 3 policías antidrogas y se salvan de ser linchados

EMBOSCADA . Tres policías antidrogas fueron heridos con machetes, palos y piedras cuando pretendían destruir una fábrica de cocaína en Villa Tunari. Encapuchados los amenazaron con rociarles con gasolina y prenderles fuego si no se retiraban del lugar. Ya se realizó la denuncia.

Encapuchados atacaron con machetes, piedras y palos a efectivos de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Narcotráfico (Felcn) cuando pretendían destruir una fábrica de droga en Villa Tunari, Cochabamba.

Según el ministro de Gobierno, Eduardo Del Castillo, un grupo de aproximadamente 100 personas rodearon a los militares, les quitaron sus armas de fuego y los amenazaron con quemarlos vivos si no abandonaban el lugar.

El Ministro especificó que la emboscada por pobladores que tenían el rostro cubierto fue en el sindicato cocalero Puerto Patiño.

Afortunadamente los policías pudieron abandonar el lugar y dirigirse a un centro médico para ser atendidos. Los heridos son subteniente Edson Hugo Ch. P. y los sargentos Sergio M. T. y Edwin Q. L.

Ya se realizó la denuncia en oficinas de la Fuerza Especial de Lucha Contra el Crimen y el Ministerio Público. Se tomarán todas las medidas necesarias contra estas personas que atacaron a policías antinarcóticos que solo cumplían su deber constitucional.

El viceministro de Defensa Social y Sustancias Controladas, Jaime Mamani, no descartó que los grupos violentos estén vinculados a organizaciones criminales dedicadas al narcotráfico en esa zona.

“Expresamos nuestro total repudio y rechazo a las acciones violentas y delictivas de grupos criminales dedicados al narcotráfico, que el día de hoy (ayer) 29 de febrero de 2024, obstruyeron el trabajo de nuestros efectivos de la Felcn, cuando procedían a destruir e incinerar una fábrica móvil de pasta base de cocaína en inmediaciones de la Central Nueva Tacopaya del Municipio de Villa Tunari, provincia Chapare del departamento Cochabamba”, manifestó la autoridad.

Según Mamani, los encapuchados amenazaron a los militares con echarles con gasolina y prenderles fuego. La llegada de patrullas de refuerzo impidió que se cumplan las amenazas.

Source Ronald Pérez