Iglesia insta a la aplicación de leyes de forma igualitaria

MENSAJE. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue cuestionó la aplicación selectiva de leyes que hay en el país, instó a las autoridades a aplicar las normas en igualdad para todos. También exhortó al diálogo para encontrar soluciones a los problemas.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue señaló ayer que el país pasa un momento difícil con la amenaza de bloqueos y avizora que los problemas cada vez vienen más fuertes y más complicados, si las autoridades de Gobierno no se ponen a dialogar y a cumplir la ley.

Durante su homilía dominical, exhortó a los bolivianos a pedirle al Señor que acompañe a las autoridades a buscar soluciones a los problemas que se originan, básicamente, por la aplicación selectiva de las leyes.

“¿Por qué se escucha a algunos y a otros se los deja a un lado? ¿Las leyes no son para todos? Encontrar la solución es para todos y no solamente para el grupo que me escucha o está conmigo. Las leyes son para todos y a todos nos tienen que beneficiar”, dijo Leigue.

Recordó que Jesús llegó hasta la indignación con los fariseos y tenía problemas con ellos porque querían aplicar la ley para otros, no para ellos, o querían encargar a otros el peso del problema y de la ley, pero no para ellos.

“Y ahora, cuando analizamos un poco también nuestra realidad, ¿será que no vamos por ahí también? Para unos sí el peso de la ley, para otros no. Jesús decía a los fariseos que son como sepulcros blanqueados. Bonitos por fuera, pero por dentro están podridos”, explicó en su reflexión.

De igual forma, Leigue indicó que hay muchas personas que están indignadas porque ven que no se aplica la ley, aunque digan que la ley es para todos. “Bonito suena eso. Y nos entusiasma cuando dicen ‘caiga quien caiga’. Y al final, ¿Quién cae? Eso lo vemos en la sociedad hoy en día”, comentó.

Además señaló que ante hay tantos problemas esta semana con amenazas de bloqueo, advirtió que, si las autoridades continúan mirando con ojos políticos bajo el argumento de que quieren sacarlos del gobierno, pueden agudizar los problemas en lugar de solucionarlos.

Manifestó que en este tiempo a nadie le interesa sacar a las autoridades, sino que las autoridades solucionen los problemas. No hay por dónde pensar de esa manera. “Lo que hay que pensar es cómo salimos de este problema que tenemos”, acotó.

Por último, pidió orar para que el Señor acompañe a los bolivianos. “Estamos atribulados por todas partes, pero no abatidos; perplejos, pero no desamparados o desesperados; perseguidos, pero no abandonados; derribados, pero no aniquilados”, dijo en la parte final de su homilía.

Source El Mundo/Erbol