Iglesia llama a una nueva alianza entre autoridades y el pueblo

MENSAJE. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, hizo un llamado a las autoridades para que establezcan una nueva alianza con el pueblo, con miras a resolver las necesidades que existen. Instó a mantener la oración como antesala a la Semana Santa.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, hizo un llamado a las autoridades para que establezcan una nueva alianza con el pueblo, con el objetivo de abordar juntos las necesidades y disipar la incertidumbre sobre el futuro.

Durante su homilía dominical en la quinta semana de Cuaresma, Leigue reflexionó sobre el simbolismo del trigo y los sacrificios de Jesús en la Tierra, destacando cómo Dios estableció una nueva alianza con su pueblo, inscribiendo su ley en los corazones humanos.

Expresó su anhelo de que esta nueva alianza se manifieste en la realidad cotidiana, ya que observa una separación entre las autoridades y el pueblo, quienes parecen estar siguiendo caminos divergentes.

Recordó cómo, antes de asumir el poder, las autoridades suelen buscar el apoyo del pueblo, prometiendo trabajar en su beneficio, pero lamentablemente, una vez en el cargo, muchas veces no cumplen con estas promesas y no tienen en cuenta las necesidades de la población.

“Una nueva alianza en el sentido de que las autoridades hagan esta alianza con el pueblo, que lindo sería, ahorita parecía que las autoridades van por su lado y el pueblo por su lado, todo lo que se hace de elegir autoridades, pienso que ahí sería la alianza de decir nosotros los apoyamos para que ustedes trabajen por nosotros, para que ustedes sean los que lleven adelante, con el apoyo de nosotros”, dijo

El arzobispo subrayó la importancia de que las autoridades respondan a las necesidades tanto a nivel nacional como local y exhortó a la oración por ellas para que también trabajen verdaderamente en favor del pueblo.

Asimismo, instó a retomar la causa de Dios y a mantener una coherencia entre la fe y la vida diaria, enfatizando la práctica de la oración, el ayuno y la limosna durante la Cuaresma.

Source El Mundo/Erbol