Iglesia pide atender los problemas de salud, violencia e inseguridad

REFLEXIÓN. En su homilía dominical, el arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue instó a las autoridades a atender los problemas de salud, violencia e inseguridad que se han registrado en el país en la semana pasada. Hizo un llamado a la sociedad para no normalizar estos sucesos.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, expresó ayer una contundente observación sobre el estado de la sociedad, afirmando que “estamos mal” por tantos problemas con el sector de salud, la violencia y las muertes registradas la semana pasada en el país. 

Leigue invitó a las autoridades que de verdad se toquen el pecho y se pregunten “¿será que no es culpa mía esto que está pasando hoy en día en la realidad? Y si yo soy el problema, yo soy la solución. Que se pregunte las autoridades y de verdad que den solución al problema de salud y de inseguridad que tenemos en las calles”, manifestó.

Expresó su preocupación por el sensacionalismo en los medios, señalando que “parece que si no hay muerte, no es noticia”, refiriéndose a la cobertura de accidentes de tránsito y actos de violencia que incluyen feminicidios, infanticidios y parricidios.

Leigue hizo un llamado a la sociedad para no normalizar estos sucesos, subrayando que “estamos mal” porque no se está respetando la vida en sociedad.

Además, criticó a las autoridades por no cumplir sus promesas electorales, como la asignación del 10% del presupuesto nacional a los servicios de salud, promesa que contrasta drásticamente con la realidad actual de los hospitales públicos.

Destacó la falta de atención médica, la escasez de espacios, personal médico y medicamentos, lo cual afecta a numerosas familias cuyos hijos enfermos no reciben la atención necesaria.

Leigue comentó que la aparente indiferencia del Gobierno hacia la vida de las personas se manifiesta también en la falta de cobertura médica para trabajadores asegurados.

Finalmente, el arzobispo enfatizó: “Si quieren hacer el bien, que lo hagan con acciones concretas y no solo de palabra. Es necesario que los cambios se vean en la realidad, porque el problema se intensifica cada día”.

Invitó a todos a reflexionar sobre estos problemas significativos que muestra la sociedad.

Source El Mundo/Erbol