ACCIONES. La gravedad de la situación llamó la atención de la comunidad internacional.

Indígenas intentaron entrar al Congreso y la policía los dispersa

ECUADOR EMPIEZA A SENTIR ESCASES POR BLOQUEOS

VIOLENCIA. Ante la presión, los uniformados reaccionaron con bombas de gas lacrimógeno y granadas aturdidoras, mientras los manifestantes lanzaban piedras. Indígenas advierten que aumentará la violencia.si no obtienen respuestas. 

ACCIONES. La gravedad de la situación llamó la atención de la comunidad internacional.

Miles de indígenas intentaron entrar al Congreso de Ecuador ayer jueves en el undécimo día de protestas contra el gobierno, pero la policía los dispersó con bombas de gas lacrimógeno, constataron periodistas de la AFP. 

Tras haber celebrado la “recuperación” de la emblemática Casa de la Cultura Ecuatoriana (CCE), que desde el 13 de junio estuvo ocupada por policías, un nutrido grupo avanzó hacia la Asamblea Nacional, ubicada a pocos metros. La marcha iba encabezada por mujeres. Empero, los uniformados impidieron el paso.

El Gobierno cedió ayer  jueves a una de las peticiones y ordenó a los militares replegarse de la Casa de la Cultura, un lugar simbólico para los pueblos originarios ubicado en el centro de la capital ecuatoriana.

El escenario empeora día tras día con una salida indivisible en el plazo inmediato. Escala la violencia con un saldo actual de dos muertes y la acusación de un tercero, enfrentamientos, incendios de vehículos policiales y la breve desaparición de 18 efectivos. Por estos días, Ecuador es el epicentro de conflicto en América Latina luego de que las marchas impulsadas por la Confederación Nacionalidades Indígenas del Ecuador (Conaie) se extendieran por 11 jornadas, incrementando paulatinamente su agresividad.

Fuente AFP
También podría gustarte