Indulto será para reos enfermos y con penas menores a 8 años

ALCANCE . La Defensoría del Pueblo mete presión para que se ejecute un nuevo indulto en las cárceles que están pobladas por 30.000 reclusos. Podrán beneficiarse reos con enfermedades terminales que tengan penas menores a 8 años y embarazadas con detención preventiva.

El decreto presidencial que dispone el indulto en las cárceles del país donde, apunta a beneficiar a los reclusos que sufran problemas mentales o que tengan enfermedades en etapa terminal, enfermedades oncológicas o crónicas.

En el caso de los hombres el indulto alcanzará a los que tengan más de 58 años y en el caso de las mujeres mayores a 55 años y que tengan los problemas mencionados en el primer párrafo.

También podrán beneficiarse las mujeres en estado de gestación o madres en periodo de lactancia con hijo menor a un año que se encuentren con detención preventiva.

En la sesión de la Asamblea Legislativa Plurinacional, realizada el jueves, ya se aprobó el Decreto de Indulto de Amnistía e Indulto por Razones Humanitarias y se lo envió al Órgano Ejecutivo para su tratamiento.

Sin embargo, existe la posibilidad de que esa aprobación quede nula porque el Ejecutivo considera ilegal la sesión llamada por Andrónico Rodríguez.

Para la Defensoría del Pueblo es urgente el indulto porque existe hacinamiento con 28.000 reclusos en las cárceles del país. Con el indulto muchos reos podrán reinsertarse a la sociedad.

El indulto no beneficiará a los reos que tengan sentencia condenatoria ejecutoriada por delitos con pena privativa de libertad cuyo máximo legal sea mayor a 10 años; delitos de genocidio, asesinato, parricidio, feminicidio, infanticidio, homicidio, trata de personas, tráfico de personas, robo agravado, robo de minerales, secuestro, contrabando, tenencia, porte o portación de armas no convencionales y tráfico ilícito de armas, además de delitos financieros.

La anterior semana el director de Régimen Penitenciario, Juan Carlos Limpias, señaló que las cárceles tienen un “desborde terrible” y se aproxima a ser una “catástrofe”.

A nivel general, el promedio de hacinamiento es de 194% en las cárceles. El centro penitenciario con mayor hacinamiento es de Quillacollo con 500%, también resaltan Mocoví varones de Beni con 492%, mientras que San Pedro de La Paz tiene 228% y Palmasola llega al 259%. Según los datos del Gobierno, la cantidad de reos en las cárceles no es 28.000, sino 30.000 y sólo en los dos últimos años hubo un crecimiento de 13.000.

Source Ronald Pérez