Investigan la muerte de una mujer en Minero, hay un aprehendido

HECHO. El cuerpo de una mujer fue hallado sin vida en el domicilio que alquilaba en el municipio de Minero y donde vivía junto con su pareja, quien quedó en calidad de aprehendido por la Policía, en el inicio de las investigaciones.

La policía investiga la muerte de una mujer en el municipio de Minero, ubicado al norte del departamento de Santa Cruz. El cuerpo de la mujer fue hallado sin vida en el domicilio que alquilaba y donde vivía junto con su pareja, quien quedó en calidad de aprehendido por la Policía, en el inicio de las investigaciones.

El cuerpo fue traslado a la morgue judicial de Montero, donde se le practicará la autopsia de ley para determinar las causas de la muerte de esta persona y tener mayores datos e indicios que ayuden a determinar cómo fueron sus últimos minutos de vida.

Inicialmente se conoce que la causa de muerte fue por estrangulamiento, pero se indaga si el hecho fue provocado o no por otra persona. 

Según medios locales de Minero señalan que la muerte de la mujer se habría producido pasada la medianoche, pero el cuerpo fue levantado por la Policía en horas de la madrugada.

La mujer estaba separada desde hace tres años de su primer esposo con el que todavía mantenía contacto. Esta persona pidió que se investigue el hecho y se identifiquen responsabilidades en el caso de que la muerte hubiera sido violenta a manos de uno o más atacantes.

Una vecina relató a los medios de comunicación que la víctima llegaba hasta su tienda para realizar compras y en varias ocasiones le contó que sufría agresiones por parte de su pareja. “No la conocía mucho, solamente ella iba a mi venta a comprar alcohol y coca para su marido, ahí en la esquina vivía, frente al colegio, estamos sorprendidos, pero ella recibía agresiones de su marido. Ella lo aguantaba, contaba que no podía decir nada porque cuando se quejaba recibía un manaso encima”, relata la vecina.

La ex pareja de la víctima, con quien mantenía contacto por sus hijos, demandó justicia y señala que su ex esposa aparentemente sufría violencia y que le había solicitado ayuda. “Ella me hizo notar que con la persona con la que estaba viviendo era muy celoso, y me dio la impresión que le pegaba, un día ella me pidió ayuda y le pregunté pero no me quiso decir que tenía problemas”, relata.

La víctima tenía tres hijos con su primera pareja, uno de 20 años, otro de 16 y el más pequeño de 9 años, todos ellos viven con su padre.

Source Patricia Canido Aroni