Juez da arresto domiciliario a Camacho, pero seguirá preso

AUDIENCIA.- Ayer se instaló una audiencia virtual en la que determinaron las medidas sustitutivas a la detención preventiva contra el gobernador; no obstante, sobre la autoridad pesa la acusación por el caso “Golpe I”, por la cual permanecerá en Chonchocoro.

El Tribunal Octavo de Sentencia de Santa Cruz, dispuso detención domiciliaria para el gobernador de Santa Cruz, Luis Fernando Camacho, dentro del caso denominado “decretazo”.

Dicha instancia judicial dispuso la detención de 22:00 a 5:00, arraigo, presentación ante el juzgado cada 15 días y una fianza juratoria de Bs 20.000; sin embargo, sobre la autoridad departamental pesan otras detenciones preventivas, por lo que Camacho continuará detenido preventivamente en el penal de Chonchocoro, La Paz.

Martín Camacho, abogado defensor del gobernador cruceño, indicó que el gobernador deberá pagar una fianza, tendrá arraigo y arresto domiciliario en horario nocturno, además deberá presentarse cada 15 días ante el Tribunal de Sentencias.

“Para que (Luis Fernando) Camacho pueda recuperar su libertad, deben cumplirse con otras solicitudes de cesación a la detención preventiva, es decir, dentro del caso (denominado) “decretazo” si tendría libertad, pero él tiene tres detenciones que deben ser vencidas para que pueda recuperar del todo la libertad”, indicó el jurista.

Ayer se instaló una audiencia virtual por el caso de emisión del Decreto 373, donde el Tribunal de Sentencia ordenó conceder la cesación a la detención preventiva en contra de la autoridad departamental por este caso.

No obstante, sobre Camacho pesa también la acusación por la supuesta comisión de sedición, terrorismo y conspiración, dentro del caso denominado “Golpe de Estado I”, denunciado ante la Fiscalía por la exdiputada del MAS, Lidia Patty.

Ayer, además, se cumplió un año del secuestro del gobernador y expresidente del Comité Pro Santa Cruz. Hubo movilizaciones en la capital cruceña, conmemorando su arresto, tras un operativo policial y en demanda de la liberación de la autoridad.