Juez falla a favor de guardaparques en causa iniciada por minero

La juez de Apolo y exfuncionaria de gobierno, Jhaneth Gladys Espinoza Colque, decidió ayer absolver a los guardaparques Marcos Uzquiano y Raúl Santa Cruz de los delitos de difamación y calumnia, después de una prolongada audiencia. El juicio fue de orden privado y fue iniciado por el minero aurífero Ramiro Cuevas, quien acusó a los guardaparques de ofender su honor, acusándolo de ecocida y que sus actividades son de carácter ilegal. El caso surge luego de que los guardaparques intentaron en marzo del año pasado, evitar el ingreso de maquinaria hacia el área protegida del Parque Madidi, situado al norte del departamento de La Paz. La juez consideró que la prueba apotada por el acusador no fue suficiente para generar convicción, razón por la cual determinó la absolución de ambos acusados en la audiencia virtual realizada ayer. Durante el proceso, ambos guardaparques recibieron el apoyo de las organizaciones y personalidades defensoras del medioambiente. El caso llamó también la atención de la Defensoría del Pueblo, que se pronunció en favor de la protección de los defensores de la naturaleza.

“La Defensoría del Pueblo saluda la decisión de absolver por insuficiencia de pruebas a ambos servidores públicos, de los cargos por los que se los acusaba”, indica parte de un pronunciamiento de la entidad defensorial. De igual manera, exhortaron a las autoridades a defender la labor de quienes defiendan los derechos humanos, ambientales y de la Madre Tierra.

“Exhortamos a las autoridades del Estado a proteger la labor de todos y todas las defensores de derechos humanos, ambientales y derechos de la Madre Tierra como son los guardaparques del Sistema Nacional de Áreas Protegidas, así como el de mejorar las condiciones de trabajo por las falencias, carencias y dificultades técnicas y materiales que tienen para el desempeño de sus funciones y estar expuestos a sufrir distintas formas de violencia física y verbal en el desarrollo de sus labores”, agrega.