Justicia peruana ratifica veto de Evo Morales en ese país

EXPULSIÓN. El 9 de enero del pasado año, la Superintendencia Nacional de Migraciones decidió impedir el ingreso del exjefe de Estado y líder del MAS y de otros ocho bolivianos al país vecino, para evitar “actividades de índole política y proselitista”.

El veto de ingreso a Perú del expresidente y líder del Movimiento Al Socialismo (MAS), Evo Morales, permanece vigente, luego de que la Segunda Sala Constitucional de Perú ratificara ayer la decisión asumida por la Superintendencia Nacional de Migraciones en enero de 2023.

“El Poder Judicial validó la decisión de la Superintendencia Nacional de Migraciones de impedir el ingreso del expresidente Evo Morales, dictada en enero del 2023. Un abogado había presentado un hábeas corpus para dejar sin efecto esa decisión, recurso que fue declarado improcedente en segunda instancia”, indica una nota del matutino peruano El Comercio.

El 9 de enero del pasado año, la Superintendencia Nacional de Migraciones decidió impedir el ingreso del exjefe de Estado y líder del MAS y de otros ocho bolivianos al país vecino, para evitar “actividades de índole política y proselitista”.

El hecho dentro de sí constituye una falta a la norma migratoria, la seguridad nacional y el orden interno de Perú.

Según El Comercio, tras conocer esa decisión, Ronald Atencio, abogado y asesor del congresista Guillermo Bermejo y parte del equipo jurídico que defendió al expresidente Pedro Castillo, presentó un hábeas corpus para dejar sin efecto la prohibición contra Morales, alegando que se vulneraron sus derechos como ciudadano de entrar o salir del país.

En tal contexto, en noviembre del año pasado, el Quinto Juzgado Constitucional de Lima declaró fundado el hábeas corpus de manera parcial, argumentando que si bien Migraciones tiene la facultad de emitir el impedimento, debe estar bien fundamentado, para evitar tropiezos con el derecho al libre tránsito.

Tal documento fue apelado por Migraciones y la revisión posterior fue realizada por la Segunda Sala Constitucional. Afirma que la decisión inicial de esta instancia no fue arbitraria, sino que se justifica con un informe de inteligencia del Ministerio del Interior, donde identifica al exmandatario como el impulsor de eventos ideológicos y políticos para desestabilizar el gobierno peruano, hoy presidido por Dina Boluarte.

“En su resolución este juzgado concluyó que la decisión de Migraciones no fue arbitraria, sino que se justifica con un informe de inteligencia del Ministerio del Interior. Allí se señala a Evo Morales como ‘propulsor y participante de eventos ideológicos y políticos, con aras de desestabilizar el orden interno y hacer frente a los actos del gobierno de Perú”, indica otra parte de la nota.

Source El Mundo y ANF