La CAO condiciona incremento salarial a la productividad

ANÁLISIS. La Cámara Agropecuaria del Oriente que en la negociaciones del incremento salarial se debe considerar la pérdida del poder adquisitivo y el aumento de la productividad. Aseguran que muy pocos rubros han tenido aumento de productividad, por eso rechazan el incremento.  Piden  al Gobierno solo propiciar el diálogo.

POSTURA . Los productores señalan que el Gobierno solo debe limitarse a propiciar el diálogo

Ante el incremento salarial anunciado por el Gobierno, el presidente de la Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO) Oscar Mario Justiniano, aseguró que el Gobierno debe limitarse a convocar y a propiciar el diálogo, y no a definir. 

Lamentó que año tras año el debate sobre el incremento salarial se realiza únicamente entre la Central Obrera Boliviana (COB) y el Ejecutivo, sin tomar en cuenta a quienes generan las fuentes de empleo. “Las negociaciones se deben realizar entre los representantes genuinos de los trabajadores y aquellos generadores de empleos, que son los emprendedores y empresarios”, enfatizó Justiniano.

El dirigente agropecuario subrayó que las demandas puede que sean justas, pero la realidad es que cada una de estas medidas empujan al vacío a los productores, especialmente a los pequeños.

Asimismo, aseguró que la evalucación para el incremento salarial deben realizarse sobre dos componentes, pérdida de poder adquisitivo y crecimiento en la productividad, de estos el primero se cumple, pero el segundo en ningún rubro, o en muy pocos, del sistema productiva.

“La producción de granos comparado con los países de Sudamérica es una de las peores en trigo, maíz y otros, esto se traslada a la cadena pecuaria y al sector industrial, y así al resto de la cadena afectando al consumidor final”, remarcó.

Específicamente en el caso de los productores agropecuarios, manifestó que a los temas económicos, se le suman climas desfavorables, contrabando, bloqueos, escasez de insumos básicos (maíz), falta de tecnología y biotecnología, y freno a las exportaciones, entre otras, lo que genera un escenario muy poco propicio para plantear mejoras salariales, señaló.

En la misma línea dijo que el incremento salarial beneficia a un sector muy reducido de la población, debido a que casi el 70% del comercio del país se encuentra en un marco no formal.

“Las negociaciones deben realizarse en función a referencias válidas, ya que, además de considerar el costo de vida, es preciso tomar en cuenta la productividad y el crecimiento en cada rubro. La discriminación al sector privado debe terminar”, concluyó. 

- Advertisement -

También podría gustarte