La CAO descarta la opción de importar el diésel que consume

CARBURANTES.-  La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), niega la opción de importar directamente el diésel que consume  y que las manifestaciones en ese sentido no representan al sector agropecuario

La Cámara Agropecuaria del Oriente (CAO), a través de un comunicado, ha aclarado que el sector agropecuario no ha considerado la opción de importar directamente el diésel que consume. El comunicado destaca que las manifestaciones realizadas por algunas instituciones o personas en relación con este tema son casos aislados y no representan la postura del sector agropecuario en su totalidad.

La CAO expresa su preocupación en el comunicado, señalando los obstáculos en el suministro de diésel que han estado generando dificultades en el acceso a los productores durante varias semanas. Asimismo, reitera su inquietud, ya expresada en diversas ocasiones, sobre la alta peligrosidad que conlleva la persistencia de esta anomalía para la cadena de producción y los costos de los alimentos.

En el mismo comunicado, la CAO exige el cumplimiento de las promesas realizadas por las autoridades del sector de hidrocarburos, quienes en varias ocasiones aseguraron que el suministro de diésel estaría garantizado sin alteraciones para el sector agropecuario, responsable de la producción de alimentos para la población boliviana.

LA PROPUESTA DE LIBERACIÓN DE IMPORTACIONES DATA DE MAYO PASADO

En medio de las quejas por las restricciones en la venta de combustible, el Instituto Boliviano de Comercio Exterior (IBCE) ha propuesto que los sectores privados importen su propio combustible como una medida para aliviar la demanda interna. Gary Rodríguez, gerente del IBCE, sugirió que la importación directa por parte del sector privado podría ser una solución frente a la emergencia que enfrentan diversos sectores productivos debido a la escasez de diésel. Esta propuesta ha sido respaldada por expertos en hidrocarburos como José Padilla, quien ha indicado que resolver el problema de la importación sería difícil para el Gobierno debido a las limitaciones presupuestarias. Además, se menciona la opinión de Mauricio Medinaceli, analista en hidrocarburos, quien señaló que el subsidio actual podría fomentar el contrabando, ya que los precios de los combustibles en países vecinos son más altos que en Bolivia. En este contexto, Medinaceli sugiere que sería más rentable llevar gasolina y diésel de Bolivia a las fronteras para venderlos a precios más altos.

Source Marcelo Huanca Dorado