AVISO. La Conferencia Episcopal Boliviana alertó que la nueva malla curricular “afecta profundamente a las familias y a la sociedad”.

La Iglesia expresa su preocupación por la nueva malla curricular

AVISO. La Conferencia Episcopal Boliviana alertó que la nueva malla curricular “afecta profundamente a las familias y a la sociedad”.

La Iglesia Católica, a través de la Conferencia Episcopal Boliviana (CEB), expresó ayer su “profunda preocupación” por la nueva malla curricular y advirtió que la misma “no prioriza la calidad educativa”.

“Ante la propuesta Curricular para la Gestión Escolar 2023, la Iglesia Católica ve con profunda preocupación que los contenidos de esta nueva malla curricular comprometen seriamente los pocos alcances, logros y esfuerzos realizados en las dos últimas gestiones escolares. Pensamos que esta currícula no prioriza la calidad educativa y fue definida unilateralmente, al no contar con el aporte y reflexión de las instituciones que trabajan en educación”, afirmó la CEB.

Y advierte: “Las manifestaciones públicas hechas por las Federaciones de Maestros y Padres de Familia es una muestra de que el tema no fue bien trabajado. Instituciones subnacionales que también son parte de este tema, como son las Gobernaciones y Municipios no tienen clara la responsabilidad que deben asumir con esta nueva currícula en temas como la dotación de materiales técnicos y escolares. Menos aún, en la construcción y mejora de infraestructuras necesarias para este desarrollo curricular”.

No obstante, una de las principales preocupaciones de la Iglesia está referida a la inclusión de contenidos de la “Educación Sexual Integral” en la nueva currícula y afirma que se “vulnera preocupantemente el derecho y responsabilidad de los Padres de Familia a Educar a sus hijos en el Amor para la Vida”.

“Nos preocupa seriamente, la inclusión de temáticas que son propias del fuero interno de la familia, en los contenidos curriculares, afectando derechos fundamentales, los cuales, al ser tratados sin un contexto familiar, afectivo y emotivo adecuado, solo produce confusión y desorientación. Este es el caso de los contenidos de “Educación Sexual Integral” presentes en todos los planes educativos, desde Inicial hasta Secundaria. Esta determinación en la currícula vulnera preocupantemente el derecho y responsabilidad de los Padres de Familia a educar a sus hijos en el ‘Amor para la Vida’. Y se opta por la construcción de una sociedad despersonalizada y utilitarista con fines profundamente individuales”, afirma la Iglesia Católica.

En ese sentido, la Conferencia Episcopal Boliviana alertó que la nueva malla curricular “afecta profundamente a las familias y a la sociedad” y pidió al Ministerio de Educación que “revise y atienda las peticiones que ya han hecho los Maestros y Padres de Familia”.

“Así también alentamos a que los Padres de Familia, Docentes y Estudiantes, tengan sentido crítico, basados en principios y valores, no en imposiciones ideológicas ajenas al campo de la Educación Científica y Humana. Pues la Educación debe supeditarse la verdad y no a la manipulación ideológica”, acota el comunicado.

La nueva malla curricular también es resistida por la dirigencia del magisterio, que anunció una marcha para este miércoles en rechazo de su aplicación.

Según la nueva currícula para este 2023, desde primero de primaria hasta sexto de primaria se deberá avanzar lengua originaria y extranjera. Mientras que de primero  a sexto de secundaria se deberá dictar la lengua extranjera y originaria “en profundidad”. Además contempla nuevos contenidos, entre ellos ajedrez, juegos rítmicos, origami, alimentación saludable, informática y muchos otros.

- Advertisement -

Fuente Oxígeno.bo
También podría gustarte