MONSEÑOR. Aurelio Pesoa, instó a las autoridades a actuar de forma fraterna para encontrar soluciones.

La iglesia reitera el diálogo para resolver los problemas

PIDE “DEPONER INTERESES OCULTOS”

LLAMADO. El presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana a nombre de los Obispos de Bolivia, monseñor Aurelio Pesoa, reiteró el pedido de un diálogo sincero para acabar con los hechos de violencia en el departamento y que no avance el conflicto por el censo.

MONSEÑOR. Aurelio Pesoa, instó a las autoridades a actuar de forma fraterna para encontrar soluciones.

La CXI Asamblea de Obispos de Bolivia hizo un llamado a todo el pueblo boliviano, gobernantes y gobernados, frente a todo lo que estamos viviendo, frente al conflicto que nos amenaza a todos con un desenlace cada vez más complicado, frente al odio, resentimiento e intolerancia que crece y que se apodera de las calles.

Ayer domingo 13 de noviembre, desde la Catedral de San Sebastián de Cochabamba, en el marco de la Asamblea y la celebración de los 60 años de creación de la Sinodalidad, el presidente de la Conferencia Episcopal Boliviana a nombre de los Obispos de Bolivia, monseñor Aurelio Pesoa, envió un mensaje a la nación.

Exhortó a la cordura y a un diálogo sincero y fraterno en el que “depongamos intereses ocultos e irracionales y nos sentemos con verdadero y sincero deseo de resolver los problemas en espíritu de paz, de entendimiento y de serena fraternidad”.

Afirmó que, la dureza de corazón y la cerrazón en los propios intereses no logrará que los conflictos se resuelvan, ya que señaló que solo el verdadero amor y el que se miren como hermanos y no como enemigos, logrará un desenlace pacífico del conflicto que nos aflige a todos.

“Vivimos en un mundo de enormes desigualdades que nos olvidamos de los pobres, no los tenemos en cuenta, los descartamos. Como el Papa Francisco nos enseña; no nos duelen los pobres. Vivimos de espaldas a los más pobres, a veces incluso, los de nuestro entorno más cercano con una vida cristiana débil, poco comprometida, sin vivir lo que Cristo nos enseña, evidentemente, no vamos a tener persecuciones”, manifestó en su mensaje.

De cara a la Navidad, anunció que el Señor que vendrá a juzgar al mundo y pidió estar a la altura de la vocación cristiana de verdaderos hijos de Dios, indicó el monseñor Pesoa.

- Advertisement -

Fuente Erbol/El Mundo
También podría gustarte