PÉRDIDAS. Sequía en Bolivia genera grandes pérdidas al sector productivo.

La intensa sequía en Bolivia se extenderá hasta marzo del 2023

LA NIÑA, DEJARÁ DAÑOS AL AGRO

AFECTACIÓN. El viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Álvaro Mollinedo informó que un total de más de 1.000 hectáreas habrían sido afectadas por los cambios climáticos y la perdida de ganado y otros animales, además de pérdidas en sus cosechas y cultivos por temporada.

PÉRDIDAS. Sequía en Bolivia genera grandes pérdidas al sector productivo.

Al menos 42 municipios de seis departamentos del país se declararon en emergencia ante los efectos climáticos que causan sequías y heladas en estas regiones afectadas por el fenómeno climático La Niña, que afecta a las temperaturas globales y agudiza sequías e inundaciones. El  Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología (Senamhi) afirmó que la sequía continuará en Bolivia incluso hasta 2023, cuando empiece a menguar su intensidad.

Los departamentos afectados son: La Paz, Cochabamba, Chuquisaca, Tarija, Oruro, Potosí; los cuales reportaron pérdidas en sus cosechas y cultivos por temporada.

El director del Senamhi, Hugo Mamani, dijo que el fenómeno de La Niña en Bolivia se está manifestando este año con el retraso de las lluvias en la región del altiplano, valles y algunas regiones del Chaco y no se descarta que en los próximos meses en la parte oriental y Amazonía se presente con inundaciones.

“El fenómeno de la Niña está desde el año 2020, se ha extendido hasta la fecha actual y va a estar presente hasta el mes de marzo del 2023, (el fenómeno) fue retrasando las lluvias. Sin embargo, en la Amazonia, en el oriente ya se están regularizando las lluvias”, explicó Mamani.

“Este fenómeno estará en Bolivia hasta marzo del 2023; este año está retrasando las lluvias. El fenómeno en Bolivia, tiene efectos de calentamiento en las temperaturas “, explicó.

El viceministro de Desarrollo Rural y Tierras, Álvaro Mollinedo informó “Muchos municipios se están declarando en estado de emergencia, en primer lugar es por las heladas y sequias. De los más de 340 municipios, 42 municipios están afectados a nivel nacional”

Lamentó que las comunidades afectadas en los municipios tuvieron que paralizar sus cultivos de hortalizas, tubérculos y otros. Un total de más de 1.000 hectáreas habrían sido afectadas por los cambios climáticos y la perdida de ganado y otros animales, señaló Mollinedo.

El ejecutivo de la Confederación Sindical Única de Trabajadores Campesinos de Bolivia (CSUTCB), Eber Rojas, manifestó que la sequía causó pérdidas en sembradíos de trigo, papa, haba y maíz y pidió a la Pachamama proveer lluvias. Confían en que en diciembre se regularicen las lluvias y puedan contribuir a la producción de alimentos.

- Advertisement -

Fuente Urgente.bo/El mundo
También podría gustarte