La violencia: El calvario diario de todas las mujeres bolivianas

VIOLENCIA.- El Ministerio Público registra un promedio diario de 178 denuncias, vinculadas a la Ley 348- Las Fiscalías Departamentales recibieron 4.285 denuncias, una cifra que se ha triplicado a marzo respecto a la gestión pasada.

En un llamado de atención durante la Semana Santa, el colectivo de mujeres Sinchi Warmi de Sucre, bajo la dirección de Virginia Quispe, expuso la realidad angustiante que enfrentan las mujeres en Bolivia: un vía crucis de violencia de género. Con cifras alarmantes, revelaron que cada hora se denuncian seis nuevos casos de violencia en el país.

Las estadísticas son desoladoras: el Ministerio Público registra un promedio diario de 178 denuncias, mayormente vinculadas a la Ley 348, diseñada para proteger a las mujeres de la violencia. Quispe resaltó la gravedad de la situación al mencionar que solo en enero de 2024, las Fiscalías Departamentales recibieron 4.285 denuncias, una cifra que se ha triplicado hacia finales de marzo.

Los casos de violencia no solo son frecuentes, sino también atroces. Un ejemplo impactante es el reciente feminicidio en Padilla, donde una mujer fue hallada en un turril cerrado y soldado, marcando el primer caso de feminicidio investigado por la Fiscalía de Chuquisaca. Estas tragedias se suman a una cifra escalofriante: hasta el 29 de marzo de 2024, Bolivia ha registrado 15 feminicidios y cinco infanticidios, colocándola entre los países con las tasas más altas de la región.

Quispe destacó la falta de justicia, señalando que solo se han emitido cinco sentencias por feminicidio en el país hasta la fecha. En un contexto donde en 2023 se contabilizaron 81 feminicidios y 25 infanticidios, la urgencia de abordar esta crisis es más evidente que nunca. “La violencia de género en Bolivia exige una respuesta inmediata y decidida tanto a nivel gubernamental como social”, dijo la activista.

José Rocha, miembro de la Red de Lucha Contra la Violencia de Género, lamentó el incremento de la violencia, especialmente los actos macabros y extremos perpetrados contra mujeres mayores y niñas, quienes son las principales víctimas de esta brutalidad.

Source Iván Ramos- Sucre