Largas filas en el palacio de Windsor por su reapertura

Cientos de personas formaron largas filas ayer frente al Castillo de Windsor, reabierto después del largo cierre tras la muerte de la Reina Isabel II quien, después de un solemne funeral de Estado, fue enterrada dentro de la Capilla de San Jorge, la iglesia de la residencia real.

Muchos turistas quieren visitar la pequeña Capilla Rey Jorge VI, dentro de la iglesia, donde descansan los restos de Isabel, fallecida el 8 de septiembre, junto los del Príncipe Consorte Felipe y cerca de su padre Jorge VI, la Reina Madre y su hermana, la Princesa Margarita. Al término del solemne funeral del 19 de septiembre se añadieron sobre una placa negra los nombres de Isabel II y Felipe, unidos bajo una única decoración, una estrella de metal que simbolizaba la pertenencia de ambos a la antigua Orden de la Jarretera. Los palacios y residencias reales han permanecido cerrados desde la muerte de la Reina, incluido Windsor, donde Isabel se había mudado efectivamente al preferirlo al Palacio de Buckingham.

- Advertisement -

Fuente ANSA
También podría gustarte