Leigue reconoce respuesta tardía de autoridades ante los problemas

MENSAJE. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue reconoció que existe una respuesta tardía por parte de las autoridades ante las situaciones críticas como la falta de diésel o la quema de árboles. Instó a mantener las sendas de la reconciliación de cara a la Navidad.

La Iglesia Católica exhortó ayer a preparar la Navidad buscando las sendas de la reconciliación, paz y unidad. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, encabezó este mensaje, instando a la sociedad a apartarse de una celebración meramente comercial.

Durante su intervención, monseñor Leigue abordó las preocupaciones palpables que afectan a la comunidad como el supuesto abastecimiento normal de combustibles como un motivo de inquietud.

Con evidente frustración, destacó la desconexión entre las afirmaciones oficiales y la realidad evidente en los surtidores, donde la población no encuentra gasolina y diésel.

Dijo que estas situaciones a menudo exasperan a las personas, llevándonos a cuestionar nuestra posición y situación. “Nos aseguran que todo está bien, que no hay problema alguno, pero para nosotros, la incertidumbre persiste”, expresó el arzobispo.

En un tono de reflexión, monseñor Leigue compartió el mensaje espiritual para la temporada, invitando a comprender que no todo es adverso. En un llamado a la positividad, instó a la sociedad a adoptar una actitud optimista frente a los desafíos recientes, como los devastadores incendios que generaron humo y desesperación.

El arzobispo reconoció la tardía respuesta de las autoridades ante situaciones críticas, como la prevención de la quema masiva de árboles y la protección de la fauna en los bosques.

En este contexto, subrayó la importancia de agradecer al Señor mediante la práctica de la oración profunda y el fomento del encuentro y la reconciliación.

En el cierre de su discurso, Leigue convocó a recibir la Noche Buena con la esencia que Dios desea, abogando por la transmisión de paz y amor.

En un gesto de unidad, llamó a dejar de lado los problemas y la violencia que puedan existir entre las familias, abrazando la festividad con un espíritu de armonía y confraternización.

Source Erbol/El Mundo