Leigue: “Si alguien quiere subir su popularidad, que cumpla su deber”

MENSAJE. El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, instó a autoridades a realizar acciones concretas para solucionar los problemas del país. “Si alguien quiere subir su popularidad, que cumpla su deber”, expresó en su homilía dominical.

El arzobispo de Santa Cruz, monseñor René Leigue, subrayó la urgencia de que en el país, las autoridades enfoquen sus esfuerzos en acciones concretas para resolver los problemas y afirmó que “Si alguien quiere subir su popularidad, ser importante en la sociedad, que cumpla con lo que le toca hacer, que cumpla su deber”.

En esa línea, llamó a la reflexión, ya que en el país se necesitan acciones concretas para el beneficio de la sociedad.

“Lo que se necesita más que palabras, son hechos, son obras, algo más de acción. Uno tiene que hacerlo, no para que lo estén mirando sino porque nos corresponde. Hay tantas cosa que podemos solucionar en nuestro país de esa manera, más que palabras, obras. Si alguien quiere ser importante en la sociedad, que trabaje, que haga las cosas como corresponden. Si alguien quiere subir su popularidad, ser importante en la sociedad, que cumpla con lo que le toca hacer, que cumpla su deber, esa es la manera de hacer las cosas”, dijo.

De igual forma, lamentó que cada individuo no quiere asumir la responsabilidad que le corresponde y se enfocan en mirar lo que hacen otras personas en lugar de mejorar para sí mismos y los demás.

“Dentro de la iglesia me comporto bien pero salgo afuera y empiezo a hablar mal del adversario como se escucha en la política, todo es que no asume su responsabilidad a aquel que le toca hacer, sino que lo mira al otro”, cuestionó.

Además, agregó que como personas de fe, la sociedad está llamada a dar testimonio de vida demostrando con hechos, sin discriminar ni dejar de lado a los demás, que a veces no necesitan cosas materiales, sino que necesitan dialogar con alguien en busca de orientación.

Recordó que Jesús enseñó que todos son iguales, independientemente de las oportunidades de estudio que hayan tenido y aseguró que el estudio no hace a una persona superior a otra.

“Hay algunos que toman esto muy en serio. Si son licenciados, quieren que les digan ‘Licen’, y si no lo hacen, se sienten mal, no atienden y no comparten. Entonces, creo que el título no hace a la persona”, manifestó.

Por último, instó a vivir con vocación de servicio a los demás y a ser personas de fe.

Source Martha Gil