Los recurrentes bloqueos afectan normal distribución de leche

FACTORES. Los productores de leche están preocupados por las dificultades para la distribución del producto generadas por los recurrentes bloqueos de carreteras, además de los problemas de abastecimiento de combustible que retrasa los tiempos en la entrega del lácteo.

Además de los problemas derivados por la escasez de dólares y combustible, el sector productivo tropieza con los reiterados bloqueos de carreteras que impiden la salida de la producción hacia los centros de abastecimiento o el ingreso de alimento a los predios.

Esta situación está generando en el sector lechero dificultades para la distribución del alimento hacia las industrias y las ciudades capitales. En explicaciones de Javier Velarde, representante de la Federación Departamental de Productores de Leche (Fedeple) los productores están afligidos ante la incertidumbre que se concrete el bloqueo de carreteras anunciado para la próxima semana por los transportistas de carga.

“Para nosotros es funesto, solo nos queda rezar de que no se lleve a cabo ese bloqueo para el día 17 (de junio), porque si no, nuevamente, vamos a tener grandes pérdidas como lo hemos tenido en el 2022 y el 2023”, manifestó.

Fedeple tiene una producción diaria de leche en torno a los 250.000 litros, de los cuales el 60% se producen en la cuenca del Norte Integrado – Yapacaní.

Para Velarde la situación es funesta y porque el sector no puede planificar un desvío a los bloqueos y más si se toma en cuenta que trabajan con un producto perecedero y que debe llegar a los diferentes mercados del país.

“La producción lechera debe ser remitida a las respectivas industrias de no llegar, se va a tener que desechar porque tampoco existen las condiciones para poder procesarla y no se puede guardar por más de tres días la leche porque se desestabiliza y ya no sirve para ser procesada”, explica el productor.

A ello, Velarde suma otra la demora en los tiempos que tienen los camiones que recolectan la leche por la escasez de combustibles que los obliga a realizar largas colas en los surtidores, afectando la cadena productiva.

“Si un camión tenía que llegar a las 10:00 u 11:00 de la mañana a la lechería, está llegando 10:00 u 11:00 de la noche. Entonces, hay un perjuicio. Todavía podemos estar entregando, a tropezones, pero estamos entregando. Ojalá pudiera esto subsanarse”, apuntó Velarde.

Un tercer factor es el encarecimiento de los insumos veterinarios por la falta de dólares, complementa el presidente de Fedeple Eduardo Cirbián, que bordean un incremento del 25% en los precios, situación que va en desmedro del productor. “Podemos desarrollar más productividad siempre que se tengan condiciones”, sostuvo Cirbián.

Source Patricia Canido Aroni