Mancha urbana: Ingenieros abogan por un análisis profundo

DIÁLOGO. La Sociedad de Ingenieros de Santa Cruz encabezó una mesa técnica para direccionar el conflicto de la ampliación de la mancha urbana en la zona del Cordón Ecológico. Buscan preservar los bosques y cuidar la comunidad de posibles inundaciones.

En una mesa técnica organizada por la Sociedad de Ingenieros de Bolivia Departamental Santa Cruz (SIB -SC) y el Colegio de Ingenieros Forestales de Santa Cruz, con la participación de técnicos de la Secretaría de Planificación de la Alcaldía de la urbe cruceña, concejales, representantes de barrios y universidades, se cuestionó el proceso de ampliación de la mancha urbana en la zona del Cordón Ecológico, ratificando de forma preliminar, que se necesita un análisis más profundo del tema.

Jorge Franco, presidente de la SIB – SC, lamentó que no haya estado presente la secretaria municipal de Planificación, Andrea Daza, sin embargo, señaló que los técnicos de esta área defendieron su postura de no urbanizar el Cordón Ecológico.

No obstante, diversos actores cuestionaron el porqué se pretendía incluir el 95% de esta área dentro de la mancha urbana, toda vez que ya existen algunos asentamientos dentro del Cordón Ecológico y esto se hace cada vez más evidente, según indicó. 

Por su parte, Viviana Molina, presidente del colegio de Ingenieros Forestales de Santa Cruz señaló que buscan aportar a que la Alcaldía tome mejores decisiones respecto a la mancha urbana y que sean dadas dentro de un contexto. “Aquí se ha quedado claro que el Cordón fue creado desde un inicio para un tema de protección de las aguas del río Piraí, pero con el tiempo ha habido un cambio donde el Cordón no solamente tiene este propósito, sino un tema más ambiental porque es una cortina rompe viento, regulación térmica, es un refugio de vida silvestre, hay flora importante, entonces ya este sistema ha subido a otro nivel”, dijo.

De igual forma, Molina señaló que no quedó del todo claro el tema de gestión de riesgos, para saber si la ciudad está preparada para otra riada como la de 1983 en caso de proliferar la urbanización en el lugar.

Por último, indicó que se necesita un análisis más profundo del tema.

Source Martha Gil