PELIGRO . En otro hecho criminal, el primo de un candidato a alcalde en Ecuador fue asesinado por sicarios.

Matan a candidato a alcalde en Ecuador, previo a comicios

VIOLENCIA . El candidato a alcalde de Salinas, Julio César Farachio murió acribillado, a menos de dos semanas de las elecciones en Ecuador. Ya suman 15 los atentados en contra de los candidatos a las elecciones municipales. Hay una ola de violencia originada desde 2021.

PELIGRO . En otro hecho criminal, el primo de un candidato a alcalde en Ecuador fue asesinado por sicarios.

Al menos 15 atentados en contra de candidatos a las elecciones municipales de Ecuador se han registrado en el país andino que se prepara para los comicios del próximo 5 de febrero. El ataque más reciente resultó en el asesinato de uno de los candidatos a la alcaldía de Salinas, un municipio a 140 kilómetros de Guayaquil, en la costa ecuatoriana.

El político Julio César Farachio realizaba un recorrido como parte de sus actos de campaña cuando un sicario lo acribilló y terminó con su vida. Farachio buscaba la alcaldía de Salinas en una alianza partidaria compuesta por los partidos Sociedad Patriótica, Mover y Unidad Popular.

Farachio, de 45 años, ejercía como abogado en casos de violaciones de tránsito, causas penales y laborales. No tenía antecedentes penales, pero sí nueve procesos judiciales pendientes con acreedores.

La muerte del candidato sucede a 15 días de las elecciones seccionales, en las que los ecuatorianos votarán por las autoridades que los representarán en las prefecturas, alcaldías y juntas parroquiales. Además, los votantes elegirán a los siete vocales del Consejo de Participación Ciudadana y Control Social y también votarán por el referéndum que impulsa el gobierno de Guillermo Lasso.

La muerte de Farachio se suma a los otros atentados que, desde el 2022, han sufrido los candidatos a estas elecciones y las personas de su círculo cercano. Incluso el Consejo Nacional Electoral ha incluido en los simulacros de votaciones, que ya se llevan a cabo, situaciones de riesgo como riñas, atentados con explosivos, etc.

Después del asesinato del candidato Farachio, la presidenta del Consejo Nacional Electoral, Diana Atamaint, se solidarizó con las familias y organizaciones políticas que han sido víctimas de la violencia en el contexto electoral y señaló que: “Esto nos permitirá actuar coordinadamente y emprender en el diseño de nuevos mecanismos, instituciones y normas para preservar el mayor bien de los ecuatorianos: la paz y la democracia”.

Por su parte, la Policía Nacional indicó que el presunto autor intelectual del asesinato del candidato a la alcaldía de Salinas fue capturado.

Todos las agresiones y asesinatos en contra de los candidatos han sucedido en medio del discurso oficial que asegura que el narcotráfico ha penetrado el país y tiene vínculos con ciertos sectores políticos. Incluso Lasso, y algunos ministros, se ha referido en varias ocasiones a “narcopolíticos”, ha asegurado que el gobierno tiene evidencia para probar esos nexos.

Ecuador sufre una ola de violencia que inició con la crisis carcelaria que ya ha dejado más de 400 reos asesinados desde febrero de 2021. La violencia que se vive en las calles ha provocado que Ecuador se convierta en el país latinoamericano donde más crecieron las muertes violentas durante el 2022.

En el panorama electoral, por ejemplo, solo entre el 20 y 21 de diciembre de 2022 hubo cuatro ataques violentos en Manabí, a 140 kilómetros de Guayaquil, y Esmeraldas, en la frontera norte del país.

Esos ataques sucedieron en Manabí en contra del candidato Javier Pincay, quien quiere conseguir la Alcaldía de Portoviejo. Pincay fue atacado por sicarios y recibió tres disparos mientras realizaba un recorrido político. Aunque sobrevivió, el candidato está en estado crítico.

Un día después del intento de sicariato, un explosivo detonó cerca de uno de los vehículos que Pincay utilizaba para recorrer la ciudad. De acuerdo con el medio local, cerca de la explosión, los atacantes dejaron panfletos con el mensaje: “Javier Pincay, te lo dije, con la plata del narco no se juega”.

También el 24 de diciembre, un taxi que llevaba rótulos propagandísticos de Pincay fue incinerado. Junto al auto se encontraron panfletos con la leyenda: “Javier Pincay y sus aliados, el plazo se está terminando. A partir de ahora encontrarán carros incinerados, casas quemadas y un poco de esa sarta de gente que te copia muerta”.

- Advertisement -

Fuente Infobae
También podría gustarte