Médicos: Jubilación obligatoria a los 65 años, sin sustento científico

CUESTIONAMIENTO.-  Los médicos bolivianos aseguran que no existe ningún estudio técnico, ni científico que respalde la disminución de la capacidad laboral a los 65 años como pretende imponer el Gobierno con la jubilación obligatoria con  la  Ley 035

La Federación de Sindicatos de Ramas Médicas de Salud Pública (FESIMES), ha manifestado su preocupación y rechazo al proyecto de Ley 035, el cual propone la jubilación obligatoria a los 65 años.

La secretaria general de la organización que aglutina a los médicos y profesionales en salud, Rocío Rivero, señaló que los proyectistas de esta ley no han presentado sustento científico que justifique la medida, afirmando que no existe evidencia de que las personas de esa edad pierdan su capacidad para trabajar de manera efectiva.

NO HAY SUSTENTO CIENTÍFICO

Rivero destacó que tanto Fesirme como otros sectores se están movilizando para vigilar y demostrar la inconstitucionalidad del proyecto. Aseguró que, durante las reuniones y debates, los sectores involucrados no han encontrado justificación ni apoyo a la propuesta.

Rivero subrayó que la jubilación obligatoria a los 65 años es discriminatoria y vulnera los derechos constitucionales. Criticó que no se ha presentado ningún estudio técnico ni científico que respalde la disminución de la capacidad laboral a partir de esa edad.

“Es una decisión que atenta contra los derechos de los profesionales y trabajadores, muchos de los cuales han adquirido una vasta experiencia y especialización que es vital para sectores como la salud”, indicó.

Rivero también argumentó que la medida parece estar motivada únicamente por razones económicas y políticas, sin considerar el valor y la experiencia que los trabajadores mayores aportan. Además, cuestionó por qué los políticos, incluyendo diputados y senadores, no están sujetos a las mismas restricciones de edad, insinuando una inconsistencia en la aplicación de la ley.

MOVILIZACIONES

Fesirme y otros sectores han llevado a cabo movilizaciones pacíficas, con una participación masiva de trabajadores, para exigir que el proyecto sea retirado o modificado. Rivero enfatizó que continuarán las protestas hasta que se garantice que los derechos de los trabajadores no sean vulnerados.

En respuesta a estas preocupaciones, se espera que los proyectistas de la ley presenten públicamente los argumentos y estudios que justifiquen la jubilación obligatoria a los 65 años. Hasta ahora, según Rivero, no ha habido apertura ni diálogo efectivo con las autoridades que promueven el proyecto de ley.

Finalmente, Rivero reiteró la defensa inclaudicable en la defensa de los derechos de todos los trabajadores sin discriminación por edad. “Seguiremos vigilantes y movilizados para proteger nuestros derechos y asegurar que cualquier legislación respete la Constitución y la dignidad de todos los profesionales y trabajadores”, concluyó.