Mensaje Presidencial de Milei: “No hay alternativa al ajuste”

CONTUNDENTE.- “Vamos a tomar las medidas necesarias para arreglar 100 años de despilfarros de la clase política”, una misión que dijo no será fácil, empieza desde hoy para lograr la prosperidad de Argentina gracias a la resiliencia de su gente.

Javier Milei, argentino ultraliberal de 53 años, asume la presidencia de Argentina, este domingo 10 de diciembre, con la promesa de sacar al país de su crisis económica. A partir del mediodía en Buenos Aires, la capital, es investido presidente de la Nación en el Congreso, como es tradición, y da un discurso a la ciudadanía, que empezó a congregarse horas antes en la plaza frente al recinto del Congreso con banderas, camisetas de la selección de fútbol y pancartas. Es el duodécimo presidente desde el regreso de la democracia a ese país de Latinoamérica hace cuarenta años.

El cambio radical hacia la extrema derecha en Argentina es lo que personifica Javier Milei, así como la esperanza de devolver la prosperidad a un país utilizando medidas económicas radicales, que empezó a explicar en un acalorado discurso de posesión.

El «Outsider», elegido diputado en 2021, antiguo comentarista de televisión, toma la banda presidencial en una fecha que es conmemorativa de los 40 años del fin de la última dictadura militar, que comenzó en 1976 y terminó con la toma de posesión del presidente de centroizquierda Raúl Alfonsín, el 10 de diciembre de 1983.

Jura en la cámara de Diputados, junto a su vicepresidenta, la abogada Victoria Villarruel, y releva al impopular Presidente saliente de centroizquierda, Alberto Fernández, quien le entrega los atributos presidenciales.

Tras jurar en el Parlamento, pronunció su primer discurso como presidente, pero no ante la Asamblea Legislativa. En un acto simbólico lo hizo frente «a la gente», desde las escaleras del Parlamento, donde llamó desde su cuenta X a que los argentinos acudan masivamente.

Una de sus más contundentes frases con las que inició fue: «Ningún gobierno ha recibido una herencia peor que la que estamos recibiendo nosotros».

La única forma de salir de la pobreza es con libertad, dijo en un discurso cargado de cifras, que respaldaban su visión de la actual ineficiencia del Estado en salud, economía, infraestructura y educación.

«Desde todas las esquinas la situación de Argentina es de Emergencia», recalcó y afirmó: «Vamos a tomar las medidas necesarias para arreglar 100 años de despilfarros de la clase política», una misión que dijo no será fácil, pero que aseguró empieza desde hoy para lograr la prosperidad de Argentina gracias a la resiliencia de su gente.

Source FRANCE24/AGENCIAS