Metió a su hijo a un pozo como forma de castigo

Un menor de 12 años relató entre lágrimas que fue introducido a un pozo como castigo por manosear a su hermano de seis años por lo que la Defensoría de la Niñez del municipio de Guarayos, zona este del departamento, acudió al lugar para investigar este caso de violencia intrafamiliar.

La madre admitió el hecho y dijo que lo hacía a manera de corregir su conducta, en tanto que los personeros de la Defensoría de la Niñez constataron que el pozo tenía una profundidad de seis metros.

Vecinos del barrio Los Mangos comentaron que la madre de los menores acostumbra a imponer severos castigos a sus hijos por lo que decidieron denunciar este abuso.

- Advertisement -

También podría gustarte